gc arroyomolinos rescate

Cuando llegaron los agentes el hombre se encontraba sin pulso, sin respiración y no respondía a estímulos. Gracias a las maniobras de reanimación cardiopulmonar y a las descargas realizadas con el desfibrilador por los agentes, el hombre consiguió recuperar el pulso y la respiración.

22 de enero de 2020.- Agentes con destino en el Puesto Principal de Arroyomolinos han conseguido la reanimación de un hombre que cayó desvanecido y sin signos vitales en las inmediaciones del acuartelamiento.

Los hechos se produjeron cuando en las instalaciones del propio cuartel se  recibió aviso de que un hombre de mediana edad se había caído desvanecido mientras hacía deporte  y que se encontraba sin signos vitales en las inmediaciones del acuartelamiento.

Inmediatamente salieron hasta la zona donde se encontraba el hombre componentes del puesto comprobando que la persona no tenía pulso, no respiraba y  no respondía a estímulos.

Mientras uno de los agentes realizó llamada para que se personen facultativos sanitarios en el lugar, varios agentes del Puesto Principal de Arroyomolinos se organizaron en turnos realizando maniobras de respiración cardiopulmonar sobre el hombre, el cual no estaba respondiendo a la técnica y seguía sin pulso y sin respiración.

Ante la gravedad de la situación uno de los agentes decidió utilizar un desfibrilador que se encontraba en unas instalaciones deportivas próximas, aplicando instantes después  varias descargas en la persona, consiguiendo así que recuperara lentamente el pulso y la respiración.

Minutos  después se personó en el lugar una ambulancia y personal sanitario para atender y trasladar a la persona, que seguía  inconsciente pero estabilizada, a un hospital cercano.