lavapies policia k61G 1240x698abc

Hasta doce distritos de la capital han rechazado una moción en apoyo de la Policía Municipal tras los disturbios de Lavapiés. Después del primer veto en la Junta Municipal de Usera, cuya concejal es Rommy Arce –imputada por un delito de odio contra los agentes–, se ha hecho lo propio en Carabanchel, Retiro, Chamartín, Chamberí, Arganzuela, Ciudad Lineal, Moncloa-Aravaca, Fuencarral-El Pardo, Vicálvaro, Puente y Villa de Vallecas, sin llegar a incluirse en el orden del día. No obstante, la misma proposición –presentada por Ciudadanos– sí se ha aceptado en Latina y Moratalaz.

Tal y como ha informado ABC, la propuesta fue trasladada por la formación naranja a los 21 distritos de Madrid con la intención de reivindicar y poner en valor el trabajo del Cuerpo, especialmente por los ataques recibidos por algunos ediles de Ahora Madrid tras la muerte por infarto del mantero senegalés Mamme Mbaye, el pasado 15 de marzo.

La moción, sin excepción, plantea: «Que los representantes de los Grupos Políticos de este Distrito no realicen manifestaciones que puedan manipular a la opinión pública y extender una sombra de duda sobre el trabajo y la profesionalidad de nuestros agentes, así como que insten a todos los miembros de sus partidos a adoptar el mismo comportamiento». Y, en segundo término, «Organizar una visita a la Unidad Integral de Distrito en la que participen todos los representantes de los distintos grupos políticos, acompañados por el Concejal/a Presidente, para manifestar personalmente nuestro apoyo y agradecimiento a la labor que realizan en la defensa de la seguridad y la libertad de los madrileños y nuestros visitantes».

Entonces, tras la negativa de Arce, desde el Ayuntamiento se aseguró que se había rechazado porque lo «más oportuno» era tramitarlo en el distrito de Centro (donde se produjeron los altercados) para «no exceder el interés distrital» y, en cualquier caso, «encajaría mejor» bajo la fórmila de declaración institucional, por tratarse de una manifestación política.
Disparidad de criterio

Bajo la misma línea argumental, fuentes municipales detallaron a este diario que la disparidad de criterio en función del distrito remite a una «cuestión técnica y no tanto a la voluntad del concejal», lo que explica por qué en dos distritos con el mismo edil (Carlos Sánchez Mato en Vicálvaro y Latina) se haya actuado contrariamente. Así, sostienen que los informes de la Dirección General de Relación con los distritos tienen un carácter de «asesoramiento no vinculante». No obstante, reconocen que la competencia para fijar el orden del día «corresponde en exclusiva a la concejalía Presidencia, asistido por la secretaría».

Estos argumentos, sin embargo, no convencen al promotor de esta iniciativa, que reconoce en este rechazo un nuevo ejemplo de los «complejos» de Ahora Madrid con la Policía Municipal. Begoña Villacís acusó al Gobierno de Manuela Carmena de permitir una «presunción de culpabilidad» sobre el Cuerpo durante el operativo en Lavapiés, además de no aceptar sus argumentos: «En los distritos se debaten temas como la renta mínima de inserción o las pensiones, pero casualmente de la Policía no quieren».