Los ciberdelitos y las estafas en Internet están a la orden del día. Por eso, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, además de investigar cada caso advierten a la población sobre cuáles son los peligros de ciertos comportamientos, direcciones o aplicaciones cuando navegamos por la red.

En las últimas semanas, la Guardia Civil ha advertido a la ciudadanía sobre el riesgo de dos aplicaciones muy comunes que se encuentran presentes en buena parte de los teléfonos.

Las aplicaciones en las que la Guardia Civil ha pedido especial cuidado a la población son aquellas plataformas de compraventa de artículos de segunda mano que, si bien por sí mismas no suelen dar problema, el uso fraudulento de algunos usuarios puede dar lugar a problemas tanto para las personas que compran como para las que venden.

Las estafas en las aplicaciones para vender y comprar objetos, prendas de ropa, móviles y todo tipo de artículos funcionan de diversas formar: por un lado, están quienes ponen a la venta un artículo y al enviarlo al comprador se encuentran con que este ha denunciado que no le ha llegado para quedarse tanto con el producto como con el dinero de la devolución.

Otra forma bastante común de cometer fraude a través de las aplicaciones de segunda mano es negociar con el comprador o vendedor salir de la plataforma para eliminar los gastos de gestión: de esta forma, el estafador se asegura de que la otra persona queda desprovista de mecanismos de seguridad y tiene vía libre para engañarla en caso de desearlo.

Con el reciente aumento de los intentos de estafa registrados tanto en Wallapop como en Vintedla Guardia Civil ha alertado de estas dinámicas para prevenir a la población: «Si tienes a la venta algún producto en Wallapop o Vinted, y recibes un mensaje de un usuario interesado que te pide que contactes con él a través de un método alternativo y externo (tipo WhatsApp), podría tratarse de un fraude«.

Redacción