La Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra han detenido a cuatro personas en una operación contra el terrorismo yihadista en Cataluña y Mérida

Un checheno era el líder de la última red de yihadistas desmantelada en Cataluña y Mérida. German Bagaev fue detenido este martes en su celda de Brians 2. Este hombre fue arrestado en 2019 y se decretó su expulsión de España tras ser detectado con armas de guerra. Los investigadores de la Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra sospechan que se había radicalizado en los últimos años en prisión pero no tenía en mente cometer un atentado, según informan fuentes de la investigación a Vozpópuli.

Esta operación policial comenzó este martes a primera hora de la mañana. Se han practicado entradas y registros en vivienda de Rubí, Sant Pere de Ribes y Martorell, en la provincia de Barcelona, y en Mérida. Han sido detenidas cuatro personas pero no se descartan nuevas detenciones, según informan fuentes de la investigación a Vozpópuli.

La red de yihadistas

En este dispositivo policial, los Mossos han desplegado efectivos de diferentes unidades del cuerpo: Comisaría General de información, TEDAX, GEI, Área Regional de Recursos Operativos, Canina y Policía Científica. El presunto líder de esta red de yihadistas, según las diligencias practicadas por el Servicio de Información de la Guardia Civil, es German Bagaev. Este checheno es un viejo conocido de las autoridades por sus vínculos con las organizaciones criminales.

Los agentes que han registrado su celda en Brians 2 han incautado un dispositivo móvil y ahora queda analizar el contenido del mismo. La principal sospecha de los investigadores es que Bagaev pusiera en contacto a posibles yihadistas con los vendedores de armas. Una inquietud que tendrán que confirmar las diligencias que se practicarán con el material intervenido. Los trabajos policiales han contado con la coordinación del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional.

Este checheno ha sido trasladado de la cárcel a Madrid, donde se le tomará declaración y pasará a disposición de la Audiencia Nacional. El presunto líder de la red de yihadistas ha estado «tranquilo y colaborando» en todo momento con las autoridades.

La condena de Bagaev

Bagaev fue condenado junto a su amigo ruso Serhii Aniskovich a siete años de prisión y a su expulsión de España por la Audiencia de Girona. Esta extraña pareja fue detenida cuando circulaba por la AP-7 con una granada de mano a la altura de La Junquera, cerca de la frontera francesa.

Este checheno y su amigo ruso eran delincuentes comunes pero los investigadores sospechaban que trabajaban para los servicios secretos rusos. La galería de fotos de sus dispositivos móviles revelaron que tenían todo tipo de armas y también se inmortalizaron los resultados de sus torturas.

Uno de los actos delictivos conocidos de este checheno en nuestro país es un tiroteo en un bar en Benidorm en 2018. Un marroquí resultó herido por un presunto ajuste de cuentas por tráfico de drogas. Ahora se podría enfrentar a un delito mayor: ser el líder de una red de yihadistas.

Redacción
Con información de Vozpopuli | Borja Méndez y Gonzalo Araluce