inicio reunion entre presidentes gobierno generalitat

«Esto no es una reunión como las otras. Se sentarán a resolver un problema político», ha afirmado Pere Aragonès. Pedro Sánchez planteará a Torra mejoras en el «autogobierno» de Cataluña.

 El vicepresidente de la Generalitat y número dos de ERC, Pere Aragonès, ha asegurado este martes que la reunión entre el presidente del Gobierno, PedroSánchez, y el de la Generalitat, Quim Torra, -prevista para principios de febrero- servirá para resolver «un problema político, que es sobre la independencia de Cataluña». «Esto no es una reunión como las otras. El encuentro determinante no es entre el presidente del Gobierno español y una Comunidad Autonóma que tiene problemas autonómicos. Si no que es entre el presidente de España y el presidente de Cataluña, que se sentarán a resolver un problema político, que es sobre la independencia de Cataluña», ha dicho el líder republicano en una entrevista en TV3.

Por otra parte, Aragonès ha afirmado que es positivo el encuentro de ambos presidentes, y ha dicho que tras ello se pondrá en marcha la mesa de negociación con el Estado. No obstante, ha avanzado que los republicanos serán «exigentes» y ha avisado de que ERC será exigente. «Venimos de años de muchos incumplimientos», ha avisado. «El PSOE no se ha sentado en la mesa de negociación por sus principios políticos, si no porque depende del voto de la ciudadanía de Cataluña, que dio la victoria a ERC. Y nosotros, que ya dijimos que queríamos forzar el Estado a dialogar, es lo que hemos hecho», ha añadido el dirigente republicano.

Sánchez rebaja la cita

Desde Moncloa tratan de diluir las expectativas planteadas por el independentismo de cara a la reunión Sánchez-Torra. Así, desde el Ejecutivo apuntan que el presidente del Gobierno se limitará a ofrecer a Torra mejoras en el «autogobierno» de Cataluña. Asimismo, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, ha rebajado dicha cita a «una primera toma de contacto» trasladando la misma al «marco de la normalidad institucional».

El Gobierno acude a la cita desde el posicionamiento de que los «planteamientos» de Sánchez y Torra están en «las antípodas» y que es precisamente esa diferencia de la que nace la «necesidad de establecer» el «diálogo». En este sentido, el objetivo del Gobierno es abordar aquellas cuestiones que «preocupan a ambos gobiernos» y para que los acuerdos que logren «tengan reflejo en el bienestar de los ciudadanos de Cataluña». Montero dijo que las llamadas para celebrar las reuniones con los presidentes autonómicos será el que establece el protocolo por orden de aprobación de estatutos, es decir, siendo Cataluña la segunda tras País Vasco. Pero dejando la puerta abierta a alterar esa orden para encajar todas las reuniones «en un plazo breve de tiempo».