image content 12558693 20170102120530

Un total de 64 personas han recibido atención sanitaria ante síntomas leves de un mismo cuadro clínico –vómitos, diarrea y fiebre baja– después de que hubieran ingerido alimentos en la Academia de la Guardia Civil de Baeza (Jaén), según han indicado este lunes a Europa Press desde el Gobierno andaluz.

Un total de 64 personas han recibido atención sanitaria ante síntomas leves de un mismo cuadro clínico -vómitos, diarrea y fiebre baja- después de que hubieran ingerido alimentos en la Academia de la Guardia Civil de Baeza (Jaén), según han indicado este lunes a Europa Press desde el Gobierno andaluz.

Esta circunstancia propició que desde la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales se activara este pasado sábado el protocolo por una posible intoxicación alimentaria, según las citadas fuentes, que han añadido que las muestras recogidas para tratar de determinar su origen se han enviado a varios laboratorios y se espera que en una semana aproximadamente se puedan tener los resultados.

El servicio provincial de Salud Pública de la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales activó el citado protocolo por intoxicación alimentaria a las 9,00 horas del sábado tras recibir una comunicación por parte del centro de salud de Baeza, a través de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061.

En ella informaba de que la Unidad de Cuidados Críticos y Urgencias (UCCU) de este centro sanitario había atendido a varias personas con el mismo cuadro clínico -vómitos, diarrea y fiebre baja- con la coincidencia de haber ingerido alimentos en un mismo lugar, la Academia de la Guardia Civil de Baeza.

Tras la activación del protocolo por intoxicación alimentaria por parte de la Delegación, los técnicos del servicio provincial de Salud Pública se desplazaron hasta Baeza para realizar las encuestas a las personas afectadas que marca el mencionado protocolo, así como también visitaron las instalaciones de la cocina de la Academia de la Guardia Civil para realizar la trazabilidad a los alimentos que se habían servido en las 48 horas previas.

En concreto, se analizaron las comidas que se sirvieron en el comedor de este centro formativo desde el almuerzo del pasado jueves, 3 de mayo, hasta el almuerzo del viernes, 4 de mayo, con el objetivo de identificar el foco de esta alimentación sanitaria.

Respecto a la atención sanitaria, el Área de Gestión Sanitaria Norte de Jaén incrementó el personal en las Urgencias del centro de salud de Baeza para atender este aumento en la frecuentación. De este modo, el equipo de profesionales sanitarios se reforzó con la incorporación de un médico y dos enfermeras en el turno de tarde y noche porque este tipo de intoxicaciones aparecen entre las 24 y 48 horas después de haber ingerido el alimento que provoca este cuadro clínico (vómitos, diarrea y fiebre baja).