La asociación de la Guardia Civil APROGC ha preparado un informe con un revelador título: «¿Hacia la desaparición de la Guardia Civil?». El informe explica los movimientos que han llevado a que un cuerpo que en 2012 llegó a rozar los 80.000 efectivos, haya cerrado el año 2022 con 4.000 guardias menos. El documento no oculta su preocupación por las últimas decisiones oficiales y por un rumbo en el que partidos como el PSOE han apostado claramente para aceptar las reclamaciones de Bildu contra el papel y presencia de la Guardia Civil.

«Quizás el título pueda parecer alarmista, pesimista o apocalíptico. Porque nadie sensato y en su sano juicio, salvo los de siempre, los que odian a la Guardia Civil y desean su desaparición, puede afirmar que ese objetivo se persigue en nuestros días», señala el documento de APROGC. «Pero es una opinión y no es sólo la nuestra, ya hemos leído opiniones que apuntan en ese sentido», afirma.

«Podríamos pensar, como decimos, que ese es el objetivo a tenor de las decisiones que sí son opinables, que se toman en relación a la Guardia Civil: pérdida de competencias (tráfico en Navarra, mar territorial en Cataluña, posible expulsión de la localidad de Roquetas de Mar en favor de la Policía Nacional), purgas, chivos expiatorios de conductas delictivas, incumplimiento de acuerdos, varios directores generales en poco tiempo y otras cuestiones que también están encima de la mesa (profesionales y económicas)», destaca la asociación.

«Todas estas cuestiones, que han sido expuestas en su momento por APROGC, se quedarían en el ámbito de lo opinable, de las sensaciones. Pero no queremos quedarnos solo en esto sin aportar datos objetivos, la frialdad y la contundencia de las cifras. Y para llegar a alguna conclusión es necesario compararse con la Policía Nacional, el otro cuerpo policial de ámbito estatal dependiente del Ministerio del Interior: los datos son los que se refieren a la evolución de las plantillas y la oferta de empleo público», apunta el informe. Y «sobre esto, desde APROGC ya hemos dicho muchas veces que la Guardia Civil es constantemente perjudicada y discriminada», sentencia.

El texto, efectivamente incluye una tabla donde se puede apreciar una evolución paulatina de pérdida de efectivos de la Guardia Civil en favor de la Policía Nacional. Algo que, perfectamente, podría calificarse de sustitución gradual.

«En número absoluto de efectivos, entre los años 2011 y 2022 la Guardia Civil ha perdido 2.974. Sin embargo, la Policía Nacional ha ganado 3.318». Y desde 2012 la pérdida de la Benemérita asciende hasta los casi 4.000 guardias. «En lo relativo al porcentaje de la OEP [oferta de empleo público] respecto a las plantillas de cada cuerpo, es alarmante la diferencia negativa de la Guardia Civil frente a la Policía Nacional. Y por reiterada y constante, es discriminatorio. Si la OEP se plantea en proporción al número de efectivos perdidos por cada uno de los Cuerpo, es lógico pensar que para la Guardia Civil se deberían ofrecer más plazas. Y si no es así, que nos lo expliquen», señala el estudio.

«Desde APROGC creemos que acabar con esta discriminación debe ser el principal reto de quien ejerza el cargo de Director General así como del resto de responsables de nuestra Institución, si no queremos seguir dando una imagen lamentable de acuartelamientos cerrados y deterioro del servicio a los ciudadanos», concluye la asociación.

Redacción
Fuente: Libertad Digital