Robó bobinas de cobre valoradas en más de 400.000€, vehículos, armas simuladas y jamones 5J para la venta en el mercado negro

La Guardia Civil de Valencia, en el marco de la operación «Newhis», ha detenido a una docena de personas como presuntas integrantes de un grupo especializado en butrones y alunizajes que delinquía en la Comunitat Valenciana.

La operación se abrió a finales de octubre del pasado año, debido al comienzo de una serie de robos producidos en varios municipios valencianos y, a lo largo de la investigación, los agentes verificaron que los miembros de la banda tenían un «centro de operaciones» situado en una nave de un polígono perteneciente al término municipal de Sagunto (Valencia).

En este mismo lugar, mantenían reuniones esporádicas y planeaban sus futuros delitos. Asimismo, utilizaban este espacio para regresar tras los robos y almacenar la mercancía sustraída.

Los autores cometían sus robos en naves situadas en polígonos industriales de los municipios de Albalat de Tarongers, Estivella, Manises, Ribarroja del Turia, Sagunto, Utiel y Bechí (Castellón).

Los integrantes de esta organización realizaban butrones en las naves y accedían a su interior sustrayendo no solo la mercancía, sino hasta los vehículos que se encontraban allí. Vehículos, que por otra parte, utilizaban para hacer alunizajes en otras naves de los mismos municipios.

Los autores, una vez que robaban los vehículos, cambiaban las matrículas para dificultar la investigación policial. Este grupo criminal, logró robar en los últimos meses bobinas de cobre valoradas en más de 400.000 euros, vehículos de alta gama, armas simuladas, herramientas, jamones 5 J, bebidas alcohólicas, perfumes, etc. Toda la mercancía robada era vendida, posteriormente, en el mercado negro, detalla el Instituto Armado.

Los integrantes de la organización estaban muy bien organizados y se dividían las labores para asegurarse el éxito de los delitos. De este modo, unos seleccionaban las naves industriales y vehículos que pretendían robar, otros se ocupaban de coordinar los delitos, también había miembros que ejercían funciones de vigilancia en los exteriores, incluso utilizaban walkies talkies e inhibidores de frecuencia.

Además, si eran detectados por las fuerzas del orden se daban a la fuga en sus vehículos poniendo en peligro a los vecinos de las localidades.

Finalmente, el día 25 del pasado mes los agentes realizaron 9 registros domiciliarios en las localidades de Albalat de Tarongers, Estivella, Sagunto, Gilet y Almenara (Castellón) y otro en una nave del polígono industrial de Sagunto (centro de operaciones).

Fruto de estos registros fueron intervenidos un arma corta modificada para disparar fuego real, 60 armas simuladas, varias armas blancas de diferentes tamaños, 6 vehículos sustraídos, 1,3 kilogramos de cocaína, 42 plantas de marihuana, 725 gramos de marihuana, 633 gramos de hachís, material de comunicaciones tipo walkie talkie, 23 teléfonos móviles, inhibidores de frecuencia, centralitas electrónicas preparadas para robar vehículos, cable de cobre valorado en más de 100.000 euros, 80 jamones ibéricos 5 J, herramientas, electrodomésticos, bebidas alcohólicas y casi 13.000 euros en efectivo.

ÓRDENES EN VIGOR DE INGRESO EN PRISIÓN

Tras estas detenciones, los investigadores verificaron que varios de los detenidos se encontraban buscados por diversos juzgados por varias órdenes en vigor de ingreso en prisión. El material recuperado supera el medio millón de euros.

Este mismo día, la Guardia Civil de Valencia detuvo a 11 hombres de edades comprendidas entre 30 y 47 años y una mujer 52, todos de nacionalidad española, por los delitos de robo con fuerza, robo de vehículo a motor, falsificación documental y pertenencia a grupo criminal.

Aún se están investigando el número de delitos que esta organización ha podido cometer, pero se estiman que más de 50.

En esta operación ha participado la Unidad Especial de Intervención, los Grupos de Reserva y Seguridad de Valencia y Barcelona y la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de la Valencia.

Las diligencias han sido entregadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 2 de Sagunto. Se decretó el ingreso en prisión de 11 de las 12 personas detenidas.

Redacción