• Para sustraer el dinero, los autores engañaron a la empresa afectada a través de mensajes de correo electrónico para que realizara dos transferencias bancarias por la citada cantidad.
  • La rápida y eficaz intervención de los agentes propició que la entidad bancaria pudiera bloquear un tercio del dinero sustraído antes de que los detenidos lo retiraran de la cuenta fraudulenta.

Almería, 05 de diciembre de 2023. En el marco de la “Operación SATMAN”, desarrollada por el Equipo @ de delitos telemáticos de la Comandancia de la Guardia Civil de Almería desde finales del año 2021 hasta octubre de 2023, ha detenido a siete personas que se dedicaban a realizar delitos de estafa tecnológica, llegando a sustraer 132.000 euros, utilizando para ello el método conocido como “Man in the Middle”, mediante el que interceptaban las comunicaciones entre dos empresas del poniente almeriense.

Esta modalidad de estafa consiste en interceptar las comunicaciones a través de correos electrónicos entre dos empresas para suplantar a una de ella y así cobrar el importe que la primera le abona por trabajos realizados. Una vez los autores consiguen la documentación que se intercambian las empresas en sus comunicaciones electrónicas, generalmente facturas, simulan ser el proveedor para reclamar el importe adeudado, si bien indican que el pago de la factura debe efectuarse en una cuenta distinta a la habitual y gestionada por el autor de los hechos.

El Equipo @ de Almería se hizo cargo de la investigación en el momento en el que la Guardia Civil tuvo conocimiento de la denuncia, volcando los primeros esfuerzos en evitar que se completaran las transferencias fraudulentas y bloquear el dinero sustraído que provenía de la cuenta bancaria de la empresa perjudicada. Estas primeras gestiones dieron como resultado el bloqueo de un total de 45.000 euros, un tercio de la cantidad total estafada, que habían sido ingresados en la cuenta fraudulenta. El resto del dinero sustraído había sido ya transferido a segundas y terceras cuentas.

Los agentes participantes en la operación agotaron todas las líneas de investigación, que culminó con la detención de un total de siete individuos, siendo uno de ellos el “responsable de la operativa”, dos de ellos “captadores de mulas” y cuatro “mulas económicas”, afincados todos en la localidad almeriense de Roquetas de Mar. A los siete se les atribuyen los delitos de estafa tecnológica y pertenencia a organización delictiva.

La estrecha relación entre el “responsable de la operativa” y los “captadores de mulas” les permitía hacer uso de un local con un negocio activo para llevar a cabo la captación de las mulas, ocultando esta labor de captación durante el funcionamiento de dicho negocio.

Finalmente, como resultado de esta operación la Guardia Civil ha detenido a siete varones de edades comprendidas entre los 20 y 27 años, como presuntos autores de delitos de estafa y pertenencia a organización delictiva. Los detenidos, junto con las diligencias instruidas, fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Berja (Almería).

Consejos

La Guardia Civil insiste a las empresas en la importancia de contar con medidas de seguridad informática mediante el uso de antivirus, continuas actualizaciones de software de los equipos informáticos, la protección de la red wifi con contraseñas seguras, la verificación de la procedencia de los correos electrónicos recibidos y el empleo de contraseñas seguras en los correos electrónicos, modificándolas periódicamente.

Los especialistas en ciberseguridad también recomiendan verificar con el solicitante por un canal distinto al correo electrónico la autenticidad de cualquier cambio de cuenta bancaria.

Por otro lado, se recomienda advertir al personal de las empresas, en especial a los pertenecientes al área encargada de la contabilidad y las finanzas, de las estafas que pueden producirse para que se mantengan en continua alerta.

Si, a pesar de tomar todas las precauciones posibles, se es víctima de un fraude de este tipo, es fundamental presentar denuncia y comunicar a las entidades bancarias los hechos sucedidos a la mayor brevedad posible.

Redacción
Fuente: Comandancia de Almería