El detenido es un hombre de 46 años que, según la Guardia Civil, habría provocado también un incendio en la vivienda donde cometió el robo

La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 46 años en Abia de la Obispalía como presunto autor del robo de varias armas de fuego en el armero de una vivienda del pueblo, donde luego habría provocado un incendio para borrar sus huellas.

El robo se cometió a finales de julio en una vivienda de esta localidad, donde el ladrón forzó un armero reglamentario que contenía dos escopetas con cañones superpuestos, un rifle y una carabina de aire comprimido, y se llevó también grifería y trofeos que había en la casa.

Después de cometer el robo, la vivienda sufrió un incendio, presumiblemente provocado por el autor para dificultar la búsqueda de indicios y vestigios por parte de los investigadores.

El Equipo ROCA de Cuenca consiguió localizar parte de los objetos sustraídos y averiguó que el presunto autor era un vecino de 46 años del mismo pueblo, en cuyo domicilio se localizaron además de diversos objetos sustraídos las cuatro armas de fuego robadas.

Las escopetas habían sido modificadas, recortando en ambas la culata y el cañón para poder trasportarlas sin levantar sospechas, y su incautación por parte de la Guardia Civil ha impedido que pudieran ser utilizadas para realizar otras actividades delictivas.

Al presunto autor se le imputan delitos de robo con fuerza en las cosas, daños y tenencia ilícita de armas.

Redacción