Al menos cuatro personas han sido detenidas en la operación que la Guardia Civil ha desarrollado este miércoles en la ciudad de Pontevedra contra la compraventa de arte sacro de procedencia ilegal.

Los tres detenidos en Pontevedra, están investigados por un delito de receptación, por haber comprado ese material a su vendedor principal, y uno de ellos ha sido ya puesto en libertad tras declarar ante las autoridades.

La operación está dirigida por el Juzgado de Instrucción número 2 de Carballiño (Ourense), en donde tiene su origen este operativo, al ser la localidad de procedencia del principal sospechoso y cuarto detenido.

La causa, que ha sido declarada secreta, ha desembocado esta mañana en tres registros realizados en el centro histórico de Pontevedra y en la localidad pontevedresa de Vilaboa. El amplio registro, que comenzó a las 7.15 horas, se llevó a cabo en una vivienda en el número 1 de la calle Sierra por parte de los agentes que, en colaboración con una empresa de transportes, cargaron en un camión numerosas imágenes de arte sacro y otros efectos.

En este domicilio reside un matrimonio ya jubilado y ambos fueron detenidos, si bien la mujer quedó en libertad ya en el mismo momento de la detención.

La pareja, que ha estado acompañada de su abogado durante el registro policial, ha asegurado que habían adquirido las obras en distintas tiendas de antigüedades de Pontevedra, Cangas o Santiago de Compostela, siempre de buena fe.

Se trata de una colección privada, pues ambos están ya jubilados y no se dedican a la compra venta de antigüedades, si bien en el pasado sí se dedicaron a esa actividad. Durante el tiempo que duró el registro, se fue documentando el origen y modo de adquisición de cada una de las piezas

Además, realizaron registros en un negocio relacionado con la numismática y las antigüedades, también en Pontevedra, y en un domicilio de O Toural, en Vilaboa, relacionado con los mismos propietarios del piso registrado en la ciudad pontevedresa.