Andrés nació a inicios del siglo I en Betsaida, Galilea y falleció en Patras, capital de Acaya, en la antigua Grecia, el 30 de noviembre del 60. Se cumplieron mil novecientos sesenta y dos años de su fallecimiento.

Según la tradición cristiana, el apóstol Andrés fue crucificado en una cruz en forma de X, antes de morir, durante tres días fue humillado, pero durante esos tres días estuvo predicando la fe a los numerosos ciudadanos que se acercaron.

La Cruz o Aspa de Borgoña tiene su inicio en la cruz de San Andrés.

La primera vez que se usó el emblema de la Cruz de Borgoña fue en la guerra de los cien años (guerra entre Francia e Inglaterra entre los años 1337 y 1453), fue utilizada por las tropas de Juan I de Borgoña “Juan Sin Miedo”, por ser San Andrés el patrón de Borgoña.

Al contraer matrimonio, el 20 de octubre de 1496, Juana I de Castilla, hija de los reyes católicos, que sería conocida como Juana la Loca, con Felipe I de Castilla, “el Hermoso” hijo de Maximiliano I, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, y María de Borgoña. Felipe I como rey consorte de Castilla, dispuso que la Cruz de Borgoña luciera en los uniformes y banderas de su séquito.

Su hijo Carlos I de España y V de Alemania, “el Cesar”, en 1506, ordenó que la Cruz de Borgoña fuese incluida en los escudos y banderas de España, según diversos historiadores, fue ondeada por primera vez como bandera por las tropas españolas durante la batalla de Pavía, en Lombardía, Italia, el 24 de febrero de 1525 contra las tropas francesas de Francisco I.

Al subir  al trono de España Felipe II “el Prudente”  el 16 de enero de 1556, ordenó que además de las banderas de cada compañía, cada tercio fuese portador de una en cabeza con fondo amarillo y con la Cruz de Borgoña en rojo, en representación como monarca.

Algunas de las importantes batallas donde España luchó bajo la bandera de la Cruz de Borgoña: Batalla de Pavía (24.02.1525); Batalla de San Quintín (10.08.1557); batalla de Gravelinas (13.07.1558); Batalla de Jemmingen (21.07.1568); Batalla de Lepanto (07.10.1571); batalla de Fleurus (29.08.1622) o en los Sitios de Breda (28.081624 a 05.06.1625) y (21.07.1637 a 11.10.1637).

El 28 de febrero de 1707, Felipe V de España, “el Animoso” decretó, “Y es mi voluntad, que cada cuerpo traiga una bandera coronela blanca con la cruz de Borgoña, según estilo de mis tropas, a que he mandado añadir dos castillos y dos leones, repartidos en cuatro blancos, y cuatro coronas que cierran las puntas de las aspas”.

La bandera con fondo blanco y Aspas en rojo fue la que enarbolaron los tercios españoles en los siglos XVI, XVII Y XVII.

En la América hispana la bandera de la Cruz de Borgoña se enseñoreó, desde el Golfo de México a la Patagonia, así como en la mayor parte de lo que hoy son los Estados Unidos de América, e islas tan lejanas como las Filipinas, las Marianas, las Carolinas o Palaos, famosas durante la Segunda Guerra Mundial.

Tomamos un curioso detalle relativo a la bandera de la Cruz de Borgoña de una carta dirigida por Bernardo de Gálvez al capitán Fernando de Leyba.

Carta de Bernardo de Gálvez a Leyba fechada el 30 de enero de 1779 en New Orleans.

Como resultado de los insultos que han recibido varios colaboradores de esta provincia que viajan por el río por los puestos en inglés, y de las quejas que he hecho a los comandantes sobre este asunto, hemos acordado que para evitarlo, todos los barcos o sujetos de S.M. que pasaran por dichos puestos llevarán una bandera con la Cruz de Borgoña, serán distinguidos y se les reconocerán como español, y pasarán libremente sin ningún problema ni insulto. Le informo de esto para que pueda ordenar que todos los barcos, barcas o grandes piraguas manejadas al menos por seis hombres (como las pequeñas, con menos hombres están excluidos de este acuerdo) lleve una bandera con la Cruz de Borgoña.

Estas banderas se pueden hacer fácilmente con un poco de bermellón y ropa blanca.

Que nuestro Señor te tenga presente muchos años. New Orleans, enero 30.1779.

La bandera española hasta nuestros días

DECRETO DE CARLOS III DE ESPAÑA DE 28 DE MAYO DE 1785 POR EL QUE SE PASÓ DE LA BANDERA DE LA CRUZ DE BORGOÑA A LA ROJIGUALDA

Para evitar los inconvenientes, y perjuicios, que ha hecho ver la experiencia puede ocasionar la Bandera nacional, de que usa mi Armada naval, y demás Embarcaciones Españolas, equivocándose á largas distancias, ó con vientos calmosos con las de otras Naciones; he resuelto, que en adelante usen mis Buques de guerra de Bandera dividida á lo largo en tres listas, de las que la alta, y la baxa sean encarnadas, y del ancho cada una de la quarta parte del total, y la de en medio amarilla, colocándose en esta el Escudo de mis Reales Armas reducido á los dos quarteles de Castilla, y León con la Corona Real encima; y el Gallardete con las mismas tres listas, y el Escudo á lo largo, sobre quadrado amarillo en la parte superior: Y que las demás Embarcaciones usen, sin Escudo, los mismos colores, debiendo ser la lista de en medio amarilla, y del ancho de la tercera parte de la Bandera, y cada una de las restantes partes dividida en dos listas iguales encarnada,y amarilla alternativamente, todo con arreglo al adjunto diseño. No podrá usarse de otros Pavellones en los Mares del Norte por lo respectivo á Europa, hasta el paralelo de Tenerife en el Océano, y en el Mediterráneo desde primero del año de mil setecientos ochenta y seis: en la América Septentrional desde principio de julio siguiente; y en los demás Mares desde primero del año de mil setecientos ochenta y siete. Tendréislo entendido para su cumplimiento.(Literal)

Señalado de mano de S.M. en Aranjuez a 28 de mayo de 1785=Antonio Valdés.

Si analizamos este decreto, creemos que no se tuvieron en cuenta varios puntos o situaciones en lo referente a la Armada, por una parte, las comunicaciones en la mar en esa época, por otra el porte o diseño de los barcos y por últimos la batalla en la mar.  Pensamos que el cambio de bandera en la Armada no tenía mucho sentido. Esto lo dejamos para otro escrito.

Durante el reinado de Carlos IV “el Cazador”, por las Ordenanzas Generales de la Armada Naval el de 8 de marzo de 1793, se amplió el uso de la rojigualda a las plazas marítimas, a castillos y defensas de las costas y la definen como Bandera Real.

REAL DECRETO DE ISABEL II DE 13 DE OCTUBRE DE 1843 SOBRE LA BANDERA NACIONAL SÍMBOLO DE LA MONARQUÍA.

MINISTERIO DE LA GUERRA. Siendo la bandera nacional el verdadero símbolo de la monarquía española, ha llamado la atención del Gobierno la diferencia que existe entre aquella, y las particulares de los cuerpos del ejército. Tan notable diferencia trae su origen del que tuvo cada uno de esos mismos cuerpos; porque formados bajo la denominación e influjo de los diversos reinos, provincias o pueblos en que estaba antiguamente dividida la España; cada cual adopto los colores o blasones de aquel que le daba nombre. La unidad de la monarquía española y la actual organización del ejército y demás dependencias del Estado exigen imperiosamente desaparezcan todas las diferencias que hasta ahora han subsistido sin otro fundamento que el recuerdo de esa división local, perdida desde bien lejanos tiempos.

Por tanto, el Gobierno provisional, en nombre de S.M. la Reina Doña Isabel II, ha venido en decretar lo siguiente.

ARTÍCULO 1º Las banderas y estandartes de todos los cuerpos e institutos que componen el ejército, la armada y la Milicia nacional serán iguales en los colores a la bandera de guerra española, y colocados estos por el mismo orden que están en ella.

ARTÍCULO 2º Los cuerpos que por privilegio u otra circunstancia llevan hoy el pendón morado de Castilla usaran en las nuevas banderas una corbata del mismo color morado y del ancho de las de San Fernando, única diferencia que habrá entre todas las banderas del ejército, a excepción de las condecoraciones militares que hayan ganado o en lo sucesivo ganaren.

ARTÍCULO 3º Alrededor del escudo de armas Reales, que estará colocado en el centro de las dichas banderas y estandartes, habrá una leyenda que expresará arma, número y batallón del regimiento.

ARTÍCULO 4º Las escarapelas que en lo sucesivo usen los que por su categoría o empleo deben llevarlas, cualquiera que sea la clase a que pertenezcan, serán de los mismos colores que las expresadas banderas.

ARTÍCULO 5º Los adjuntos modelos se circularán por todos los ministerios y sus respectivas dependencias, para que por todos los individuos del Estado sean conocidas y observadas las disposiciones contenidas en este decreto.

Dado en Madrid a 13 de octubre de 1843= Joaquín María López, Presidente= El Ministro de Guerra Francisco Serrano.

En la primera guerra carlista (1833-1839) los carlistas, partidarios de Don Carlos, hermano de Fernando VII, identificaron como suya la Cruz de Borgoña.

Uno de los puntos que pusieron los tradicionalistas carlistas para entrar en la guerra civil española (1936-1939), era participar con sus estandartes y banderas de la Cruz de Borgoña.

Sobre esto adjuntamos el punto relativo a la bandera:

Carta del general Sanjurjo al general Mola, transcrita literalmente en otra del propio Sanjurjo a Fal Conde, ambas del mismo día, 9 de julio de 1936

De ella sacamos un párrafo sobre la bandera.

Mi parecer sobre la bandera debía, por lo pronto, solucionarse dejando a los tradicionalistas que usen la antigua, o sea, la española; y que aquellos cuerpos a los que hayan de incorporarse fuerzas de la Comunión, no lleven ninguna. Esto es la bandera, como usted comprende, es cosa sentimental y simbólica, debido a que con ella dimos nuestra sangre y envuelto en ella fue enterrado lo más florido de nuestro ejército; y se dio el caso que en nuestra guerra entre tradicionalistas y liberales, unos y otros llevaron la misma enseña. (Historia del Tradicionalismo española, tomo XXX, documento 67 /Melchor Ferrer).  Esto último ya fue publicado en un anterior escrito nuestro.

Las banderas de España hasta nuestros días

  • La bandera de la Cruz de Borgoña: 318 años.
  • La bandera Rojigualda: 175 años.
  • Primera República: 1 años y 10 meses, era la misma bandera Rojigualda, pero sin la corona de la monarquía. (11.02.1873 a 29.12.1874)
  • Segunda República: 8 años, tiene los dos colores superiores rojo y amarillo y la parte baja en morado (14.04.1931 a 01..04.1939)

Total entre las dos repúblicas 9 años y 10 meses.

Fuente: El Pueblo de Ceuta | Luis Mauricio