Un hombre de 26 años ha sido detenido por la Guardia Civil en Almería por tenencia ilícita de pornografía infantil y delitos de ciberacoso al haber contactado supuestamente con 23 menores de ente 10 y 15 años a través de redes sociales, intercambiaba contenido pornográfico.

La investigación comenzó el año pasado en Zamora, cuando una madre interpuso una denuncia tras detectar contenido pornográfico en una de las redes sociales que su hija manejaba.

Los agentes del equipo Mujer-Menor han asegurado que el detenido tenía plena consciencia de la edad de las víctimas, con las cuales se ponía en contacto de manera continuada y con una “actitud obsesiva”.
Las pruebas reunidas indican que el sujeto se ganaba la confianza de las chicas mediante engaños para, posteriormente, proponerles realizar “prácticas sexuales online”. Si ellas se negaban, cambiaba su “actitud amistosa” y comenzaba a proferir amenazas: si no accedían a enviarle más imágenes de partes íntimas y con actitud sexual, publicaría las existentes o se las enviaría a sus padres.

Tras estas averiguaciones, los agentes encargados del caso han registrado la vivienda del acusado situada en La Mojonera (Almería). “El ciberacosador intentó en reiteradas ocasiones llegar a tener contacto físico con las menores residentes en la provincia de Almería y alrededores, no llegando a producirse estos encuentros físicos gracias a la investigación”, según la Guardia Civil.

El hombre ha sido puesto a disposición del Juzgado de instrucción número 5 de El Ejido (Almería).