El pleno de Cibeles ha aprobado la propuesta de Vox, con los votos a favor del PP y el PSOE

Además de la amnistía, el terrorismo es otra palabra que estos días no abandona los hemiciclos de la política. En el Ayuntamiento de Madrid, ha sido Vox quien lo ha puesto sobre la mesa. El pleno municipal ha aprobado este lunes su propuesta de levantar un monumento a los 243 guardias civiles asesinados por ETA. La iniciativa ha salido adelante con los votos del PP y el PSOE y la oposición de Más Madrid.

La proposición de Vox era más amplia: instaba al Gobierno de José Luis Martínez-Almeida a que «elimine subvenciones, ayudas o contratos a entidades que justifiquen, blanqueen o enaltezcan el terrorismo y humillen a las víctimas, y que levante un monumento a los 243 guardias civiles asesinados por terroristas en el que aparezcan los nombres de los agentes, para que permanezcan siempre en nuestro recuerdo». El PP ha propuesto la votación por puntos y solo el segundo ha contado con el visto bueno del pleno.

El primer punto ha desatado un cruce de acusaciones. La delegada de Cultura, Turismo y Deporte, Marta Rivera de la Cruz, ha sido tajante con Vox: «Nos piden que dejemos de hacer una cosa que no hacemos. El Ayuntamiento de Madrid no subvenciona a entidades que enaltecen el terrorismo ni humillan a las víctimas». «Poner en duda el respeto, la admiración y la solidaridad» con los agentes de la Guardia Civil o las víctimas del terrorismo «es vergonzoso», ha añadido.

En su intervención, el edil de Vox Fernando Martínez Vidal ha criticado la representación de ‘Altsasu’, la obra de teatro que se estrenó hace dos semanas con una manifestación de Vox a sus puertas. Según Rivera de la Cruz, «este tipo de iniciativas lo que consiguen es alimentar a la izquierda» y ha tildado a Vox de «muleta del sanchismo».

Redacción
Con información de: ABC | Cris de Quiroga