guardia civil 1

El nuevo delegado del Gobierno, Mariano Marín, continúa con la ronda de contactos tras su toma de posesión.

Ayer le tocó el turno en Oviedo al jefe de la zona de Asturias de la Guardia Civil, el coronel Francisco Javier Almiñana, y los jefes de las comandancias de Oviedo y Gijón, los tenientes coroneles Luis Germán Avilés y Francisco Javier Puerta.

Almiñana puso en valor las fortalezas de la Benemérita en Asturias, que le ha permitido mantener su área de influencia en la región en 17 infracciones por cada mil habitantes, por debajo de la media nacional.

Además, la tasa de resolución de denuncias es del 51 por ciento, de las más altas del país. Almiñana desgranó además el Plan Estratégico de la Guardia Civil 2017-2020, en el que se contienen las líneas de política de seguridad y los objetivos a cumplir.