Momento en el que Guardia Civil sorprende al detenido

Se trata de un hombre de 39 años de edad, detenido como presunto autor de, al menos, 5 delitos de robo y 3 de hurto. Los agentes han conseguido recuperar varios objetos sustraídos a turistas que habían acudido al Parque. La autoridad judicial ha decretado para el detenido la prohibición de acceso a todo el perímetro del Parque Nacional de Monfragüe

05 de febrero de 2021. Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Equipo ROCA de Cáceres, tras una laboriosa investigación de más de un año de duración, han conseguido identificar y detener al presunto responsable de, al menos, 8 delitos de robo y hurto cometidos desde el mes de febrero de 2019, en el interior de vehículos que se encontraban estacionados en distintas zonas del Parque Nacional de Monfragüe.

En el marco del Plan Turismo Seguro, por parte de la Guardia Civil se vienen realizando servicios preventivos en distintas zonas del Parque Nacional de Monfragüe y sus aparcamientos, los cuales se han visto intensificados, desde el pasado mes de febrero de 2019, a raíz de la comisión de varios hurtos y robos en interior de vehículos cuando se encontraban estacionados, en el entorno del Parque.

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Equipo ROCA de Cáceres, comenzaron así una investigación para poder identificar al autor o autores de estos hechos delictivos, determinando que detrás de ellos podía encontrarse un varón quien, aprovechando sus viajes a Plasencia (Cáceres), y pasando por distintas zonas de aparcamiento situadas en el interior del Parque, se detenía para ir mirando los turismos estacionados y, llegado el caso, de observar en su interior algún objeto de interés, proceder a su apertura, en caso de estar abierto, o a la fractura de algún cristal.

Tras realizar las correspondientes inspecciones oculares y recabar distinta información, la investigación llevó a los agentes hasta un hombre que contaba con antecedentes por distintos delitos, algunos de ellos por hechos similares a los investigados.

El procedimiento llevado a cabo para cometer delitos, consistía en comprobar si los vehículos habían sido dejados abiertos y si no, forzar el cierre de la puerta o una ventanilla para sustraer cosas de valor que sus dueños pudieran haber dejado en el interior y que después se pudieran vender en el mercado negro, tales como, cámaras fotográficas, gafas de sol, dispositivos electrónicos, equipos de sonido o incluso ropa, pudiendo haber generado un perjuicio patrimonial al conjunto de las víctimas cercano a los 3.000 euros

Con esta información cotejada, la Guardia Civil montó numerosos dispositivos en distintas zonas del Parque propensas a cometerse hechos delictivos como los investigados consiguiendo identificar, el pasado mes de agosto, a la persona sobre la que recaían las sospechas cuando circulaba con su vehículo cerca del Parque, y en cuyo interior los agentes hallaron un trípode fotográfico, presumiblemente sustraído, que días más tarde habría intentado vender por un precio muy inferior a su valor de mercado.

Las pesquisas realizadas permitieron comprobar que todos los hechos delictivos ocurrían en zonas de afluencia turística, como son la zona conocida como La Fuente del Francés o los miradores del Salto del Gitano y de la Portilla del Tiétar, ocurriendo además durante el horario en el que el investigado frecuentaba e inspeccionaba estas zonas, al objeto de poder cometer algún robo o hurto en los vehículos allí estacionados.

El trabajo de investigación  desarrollado por los agentes permitió averiguar que esta práctica era realizada de manera asidua, aprovechando sus desplazamientos desde Trujillo hasta la localidad de Plasencia al objeto, posiblemente, de la compra de sustancias estupefacientes. 

El pasado mes de septiembre, y gracias al persistente trabajo operativo desarrollado por los agentes, se le pudo sorprender, “in fraganti”, en el momento en el que cometía un robo en un vehículo estacionado en la zona del Mirador del Salto del Gitano del cual, rompió una de sus ventanillas y sustrajo varios objetos que se encontraban en el interior.

Tras este hecho, se realizaron registros en dos viviendas frecuentadas por el sospechoso, encontrando en ellas distintos objetos, presuntamente sustraídos, como un GPS, palas de pádel, pendientes, un anillo, unas gafas de sol, carteras/monederos o una placa perteneciente a un vigilante de seguridad

Finalmente, con el conjunto de pruebas obtenidas durante la investigación, el pasado día 2 de febrero, se procedió a la detención de la persona sobre la que recaían las sospechas, un hombre de 39 años de edad, vecino de Trujillo (Cáceres), como presunto responsable de, al menos, 5 de delitos de robo y 3 de hurto en interior de vehículos, cometidos desde el mes de febrero de 2019 y hasta el mes de octubre de 2020, todos ellos en el entorno del Parque Nacional.

Tras instruirse las correspondientes diligencias policiales, y ser puesto a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 5 de Plasencia (Cáceres), la autoridad judicial decretó para el detenido la prohibición de aproximarse al Parque Nacional de Monfragüe, con independencia del término municipal sobre el que este se extienda.

De igual forma, y por diferentes indicios, la Guardia Civil continúan con las indagaciones por si el ahora detenido pudiera estar relacionado con otros 24 robos y hurtos cometidos en interior de vehículos, no descartándose el esclarecimiento de más hechos delictivos cometidos en el entorno del Parque Nacional de Monfragüe y sus municipios.