SESeguridad680 20180215115650

La asociación Independientes de la Guardia Civil (IGC) y el sindicato Alternativa Sindical de Policía (ASP) han denunciado que sus representantes han sido expulsados esta mañana de la reunión que mantenían con el secretario de Estado de Seguridad debido a su negativa a firmar el acuerdo de subida salarial propuesto por el Ministerio del Interior.

La reunión ha proseguido con otras organizaciones de la Guardia Civil y de la Policía Nacional que sí respaldan la propuesta de equiparación salarial con las policías autonómicas.

Tanto IGC como ASP mostraron su rechazo al acuerdo propuesto por Interior al considerarlo así sus afiliados en una votación realizadas por ambas organizaciones.

Independientes de la Guardia Civil afirma en un comunicado que IGC y ASP han sido los únicos que han culminado una consulta entre sus socios y han vinculado su actuación en la mesa de negociación al resultado de la votación, que ha sido no a la propuesta de Interior. En el caso de IGC, dos tercios de los votos han rechazado el aumento planteado por los responsables de Interior.

ASP ha señalado en un comunicado sobre su expulsión de la reunión por parte del secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, que «no ha debate, no quiere oir nuestras cifras y nos priva, por tanto, de poder conocer de primera mano todo lo que en ella se discuta y que atañe al conjunto de los policías y muy especialmente a los que representamos». Este sindicato considera que el acuerdo que respaldan otros sindicatos es «la mayor traición a la voluntad de los policías en años» y advierte de que es necesaria «una regeneración sindical».