20211218 seprona sant joan sgt

La Guardia Civil intervino el pasado 2 de diciembre gran cantidad de animales domésticos a un hombre en una finca de la localidad de Sant Joan y le investigó como presunto autor de un delito de maltrato animal.

A finales del  pasado mes de noviembre se recibía una denuncia en dependencias de la Guardia Civil, en la que se denunciaba que un vecino del municipio poseía gran cantidad de animales como perros y cabras domésticas, los cuales se encontraban desatendidos al no recibir los cuidados básicos necesarios. 

Tras la denuncia se iniciaba una investigación por parte de agentes del Grupo de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA), en colaboración de la Policía Local de la misma localidad, que tras realizar numerosas gestiones y averiguaciones comprobaron la situación de dichos animales, verificando que éstos no disponían de las mínimas condiciones exigidas de bienestar animal e insuficientes condiciones higiénicosanitarias.  

Una vez comprobados los hechos denunciados, agentes del Seprona se trasladaron al lugar y con la colaboración de 2 veterinarias de la Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación,  así como de varios técnicos del CEPAD (Centro de Protección de Animales Domésticos dependiente de la Fundació Natura Parc), procedieron a intervenir todos los animales que poseía el hombre, el cual los entregó voluntariamente colaborando en todo momento. 

Por ello, el propietario de la finca donde se encontraban los animales, fue investigado por la Guardia Civil por un delito contra la protección de los animales que viven en el entorno humano, al cual debido al estado de salud que presentaba, tuvo que ser asistido en el lugar por  personal médico y trasladado posteriormente al hospital. 

En total fueron intervenidos 61 perros, 37 palomas, 1 gallina y 24 cabras domésticas, que  fueron trasladados al centro del CEPAD para su debido cuidado y custodia.