Contenedor Valencia 626 kg cocaína

La aprehensión se llevó a cabo tras detectarse en una de las instalaciones del puerto un contenedor con signos de haber sido manipulado. Con esta incautación se alcanza la cifra de 10 toneladas de cocaína intervenida por la Aduana en el año 2021

La Agencia Tributaria y la Guardia Civil, en el marco de una operación conjunta, han incautado en el puerto de Valencia 626 kilos de cocaína que se encontraba oculta en un contenedor procedente de Sudamérica.

La intervención se realizó el pasado 30 de diciembre, cuando en el curso de la labor de inspección de contenedores que desarrolla la Aduana Marítima de Valencia a través de la Unidad de Análisis de Riesgos, los efectivos de esta unidad detectaron un contenedor con signos de haber sido manipulado y abierto de manera indebida. Tras verificar la procedencia y ruta de esta unidad, se decidió proceder a su inspección minuciosa.

El contenedor, que transportaba una carga de arroz a granel, había llegado a Valencia unos días antes y se encontraba en la terminal esperando transporte a su destino final.

El método escogido para el intento de introducción de la cocaína por el puerto es el conocido como ‘gancho ciego’, consistente en la colocación de la sustancia estupefaciente en un contenedor con carga lícita, generalmente sin conocimiento del exportador y del importador. Después, las organizaciones tratan de ‘rescatar’ la droga en el puerto antes de que el contenedor sea enviado a su destino final.

Con esta operación son ya 25 los casos de introducción de sustancias estupefacientes que han sido abortados gracias al control por parte de la Aduana a lo largo del 2021 en el puerto de Valencia, lo que ha permitido incautar una cifra global de 10 toneladas de cocaína.

El puerto de Valencia es la principal puerta de entrada de mercancías a España y, en particular, de aquellas procedentes de países de Sudamérica que habitualmente son origen de este tráfico ilícito.

Para luchar contra esta actividad de los grupos criminales se despliega la labor, tanto de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, como de Guardia Civil, que bajo la tutela de la Aduana Marítima luchan contra estas actividades ilegales, llevando a cabo numerosas aprehensiones como la descrita en la presente operación.