CDCIA Guadalajara

 


Redacción; Javier Ortiz

  • Portaba un pañuelo en la cabeza y unas “gafas de piloto” que simulaban el casco de protección
  • Circulaba a gran velocidad, con condiciones meteorológicas adversas y con densa circulación durante el puente del 1º de Mayo

 

10 de mayo de 2024.- Agentes del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Sigüenza, han interceptado a un motorista cuando circulaba por la Autovía del Nordeste sin el casco de protección.

Los hechos tuvieron lugar cuando los agentes prestaban servicio de vigilancia de la seguridad vial durante la operación especial del puente del 1º de Mayo y observaron a una motocicleta de gran cilindrada que circulaba a gran velocidad por el carril izquierdo, cuyo conductor parecía que no portaba el casco de protección.

Detenida la motocicleta a la altura del punto kilométrico 135 de la A-2, en el término municipal de Alcolea del Pinar, pudieron comprobar que el motorista llevaba un pañuelo en la cabeza y unas “gafas de piloto” que simulaban el casco protector.

Al parecer, este conductor habría circulado 135 kilómetros desde Madrid en estas condiciones, en un día de operación especial con densa circulación, a gran velocidad y con condiciones meteorológicas adversas de lluvia y en algún momento de nieve. Según sus declaraciones no hacía uso del casco porque se lo habían sustraído.

Por lo expuesto, procedieron a formular los correspondientes boletines de denuncias por conducir una motocicleta no haciendo uso del casco protector, y por conducir de forma negligente al circular por el carril izquierdo de la autovía a alta velocidad en condiciones climatológicas adversas.

El casco de protección

Los conductores de motocicletas denunciados por infracción al art. 118.1 del Reglamento General de Circulación, por no utilizar el correspondiente casco homologado o certificado, se enfrentan a una sanción en vía administrativa de 200 euros y la detracción de 3 puntos, así como a la inmovilización del vehículo hasta que desaparezcan las causas que la motivan. Y por infracción al art. 3.1 del Reglamento General de Circulación, por conducir de forma negligente creando una situación de riesgo o peligro para sí mismos, los demás ocupantes del vehículo o al resto de usuarios de la vía, se enfrentan a una sanción en vía administrativa de 260 euros.