CDCIA Sta. Cruz de Tenerife

 


Redacción; Javier Ortiz


  • La intervención se produjo después de producirse la descarga de las sustancias estupefacientes en la costa de Tenerife
  • Se ha detenido a una persona que ha ingresado a prisión provisional

 

10 de mayo de 2024.- La Guardia Civil ha desarrollado una operación en la que se han incautado 2.185 kg de hachís distribuidos en 60 fardos, con una persona detenida acusada de un delito contra la salud pública.

El pasado 27 de abril fruto del intercambio de información que se realiza con la Dirección General de Vigilancia sobre el Territorio Marroquí (DGST), se tuvo conocimiento de la posible llegada a la costa de Tenerife de una embarcación –procedente de Marruecos- con la finalidad de alijar en nuestras costas una importante cantidad de sustancias estupefacientes.

Por ello, la Comandancia de la Guardia Civil de Santa Cruz de Tenerife estableció un importante despliegue operativo en la costa tinerfeña, formado por agentes de seguridad ciudadana, de fiscal y fronteras, policía judicial y servicio marítimo, con el apoyo del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) del COS.

En torno a las 02:00 de la madrugada se detectó la embarcación a través del SIVE, y se observó cómo dos vehículos tipo todo terreno circulaban a una elevada velocidad por un camino no asfaltado próximo a la playa de los Tarajales, al tiempo que se comprobaba que en la playa se encontraba abandonada una embarcación neumática, con apariencia de haber llegado a la costa.

Los agentes desplegados en la zona, iniciaron un seguimiento de los vehículos al hacer caso omiso a las indicaciones de detener la marcha. Siendo finalmente interceptados ambos vehículos, procediendo en uno de ellos a la aprehensión de 29 fardos de hachís, los cuales portaba un histórico narcotraficante de la isla de Tenerife, de quien se presume fue uno de los organizadores del alijo, y que fue detenido inmediatamente. Mientras en el otro vehículo se aprehendieron 31 fardos de hachís pero su conductor consiguió huir del lugar saltando a un barranco próximo.

 

 

Ambos vehículos se encontraban modificados para realizar este tipo de actos ilícitos, contando con un sistema automatizado de luces y sin asientos para aumentar la capacidad de carga.

Como resultado de la actuación, se aprehendieron 60 fardos con un peso de 2.185 kg de hachís, la detención de una persona, se han intervenido dos vehículos modificados y una embarcación neumática.

 

 

La operación pone de manifiesto la estrecha colaboración de las autoridades marroquíes en la lucha contra el narcotráfico y la criminalidad organizada.

El detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Granadilla de Abona, que decretó el ingreso en prisión provisional del detenido.