• El Seprona lleva a cabo actuaciones en Luque y Zuheros

Imagen de archivo Seprona

Redacción, José Ignacio Rentero Vicente

 

La Guardia Civil, a través de sus unidades del Seprona, dentro del marco de los servicios que viene prestando en la provincia para la vigilancia e inspección del desarrollo de la actividad cinegética durante la temporada de caza 2023-2024, ha investigado en dos operativos distintos a seis personas en las localidades de Luque y Zuheros, como presuntos autores de un delito contra la fauna por cazar en un terreno no cinegético.

La primera de las actuaciones se llevó a efecto tras recibir el Seprona de la Guardia Civil de Baena un aviso sobre la posible existencia de cazadores furtivos en horario nocturno en el término municipal de Luque. Ante ello, se estableció un dispositivo en la zona para la comprobación de tal información recibida.

Tras un recorrido por la zona, lograron identificar un vehículo estacionado, en una finca dedicada al cultivo de olivar, el cuál poseía en su interior una funda de escopeta. Por tal motivo, los agentes actuantes realizaron una batida a pie entre las proximidades del vehículo, para localizar al cazador, logrando identificar a una persona que se encontraba cazando en la modalidad de caza mayor de aguardo nocturno, para la caza del jabalí, encontrándose fuera de acotado cinegético.

La segunda de estas actuaciones se desarrolló en el término municipal de Zuheros, tras escuchar la patrulla del Seprona de Baena, varios disparos y visualizar con prismáticos a varias personas realizando la caza del jabalí en la modalidad de mano, batiendo una zona no cinegética, auxiliados con perros, y portando armas de fuego que abatieron un jabalí.

Ante la imposibilidad física de identificar inmediatamente a los cazadores, por encontrarse a cierta distancia de ellos y por lo escarpado del terreno, los guardias civiles decidieron interceptarlos cuando los cazadores arrastrando la pieza abatida pretendían abandonar la zona.

Por todo ello, la Patrulla del Seprona de Baena ha instruido diligencias y ha investigado a los seis cazadores identificados en sendas actuaciones, como presuntos autores de un delito contra la fauna, por practicar la actividad cinegética para la caza del jabalí estando expresamente prohibido por las normas específicas sobre su caza, al desarrollarlo en terreno no cinegético, siendo puestos a disposición de la autoridad judicial.