La Guardia Civil busca a dos personas desaparecidas en la Comunidad de Madrid tras el paso de la DANA. En Aldea del Fresno, continúa desaparecido un hombre de mediana edad tras caer al río el vehículo en el que viajaba con su mujer y sus dos hijos.

Los otros tres miembros de la familia se han salvado y, de hecho, el hijo menor de 10 años fue hallado vivo esta mañana por los bomberos cuando se encontraba encaramado a un árbol.

La Unidad Militar de Emergencias (UME) va a crear un puente provisional en Aldea del Fresno, una localidad que ha quedado prácticamente aislada, ya que la DANA ha derribado tres de estas infraestructuras en el municipio.

El puente provisional tipo Bailey se ubicará en la carretera M-507. Esta actuación se produce tras la solicitud de la Comunidad de Madrid y la Delegación del Gobierno. Este tipo de pasarelas han sido empleadas por el Ejército en numerosas ocasiones para apoyar a poblaciones civiles dada la rapidez con la que pueden instalarse y sus capacidades, ya que permiten el paso de vehículos de hasta 80 toneladas.

MÁS DESTROZOS

La otra persona que se busca es un hombre de 83 años que fue arrastrado por la corriente en Villamanta. Se le perdió la pista ayer lunes, a eso de las 11 de la noche, junto a la verja de una residencia de mayores, según fuentes de la Guardia Civil. En esta localidad, dos grandes urbanizaciones de chalets tuvieron que ser desalojadas. Aunque otros inmuebles corrieron peor suerte: «Hay casas que ya no existen. Tenemos cerca arroyos que se desbordaron y las derribó. En algunas, el agua llegó hasta el techo de las viviendas», según aseguraron fuentes municipales.

En este pueblo se habilitó el centro cívico para unas 60 personas, cuyas viviendas resultaron anegadas por la lluvia. «Seguimos sin agua, han traído un camión cisterna para abastecer al pueblo. También se cortó la luz y muchos siguen sin teléfono. Además, se cayeron postes, puentes, hay socavones en las carreteras principales… Somos de los pueblos más afectados», cuentan desde el Consistorio, que rezan para que no siga lloviendo porque «no sabemos lo que podría pasar».

Las zonas más afectadas del municipio son las urbanizaciones de Jirfa, Zuvasa y Guindalera, y la área llamada del río Grande. «Toda la parte donde transcurre este arroyo grande ha sido muy afectada. También tenemos otro arroyo, más pequeño, al otro lado del pueblo que también se ha visto afectado, con inundaciones, derrumbes… A algunas personas ha habido que sacarlas de sus casas y muchos están dando gracias porque siguen vivos», ha detallado el alcalde de Villamanta, Mariano Núñez Muñoz.

El regidor, además, ha señalado que estuvieron avisando desde el sábado de la previsión de fuertes lluvias, controlando desde por la mañana la situación junto con Protección Civil. «Estábamos más o menos tranquilos porque a las cuatro, cinco o seis de la tarde todavía no llovía, pero fue a partir de las 19.30 u ocho cuando empezó a caer una tromba de agua. La gente se quedó en sus casas, pero nadie pensaba que podía entrar dentro de las viviendas de esa manera», ha indicado.

CASAS DEVASTADAS POR LA DANA

El presidente de la comunidad de 32 propietarios de la urbanización Jirfa de Villamanta, Andon Ketev, explicó que la mayoría de las casas están destrozadas por las inundaciones. «El río se ha comido parte de la urbanización y no sabemos cómo lo vamos a recuperar. El 99% de los vecinos están afectados porque todas las cosas están con destrozos totales, con las vallas caídas y en algunas han salido grietas… Es algo peligroso», apuntó.

En su inmueble personal, Andon ha recordado que tras las fuertes lluvias que comenzaron a partir de las 20 horas de ayer, dos horas después el agua ya les llegaba hasta los dos metros de altura, por lo que se refugiaron en la planta de arriba, informa Europa Press.

Según ha explicado, esto mismo hicieron otros vecinos e incluso algunos se encaramaron a los tejados con sus hijos, que fueron rescatados poco a poco por los bomberos. En esta urbanización vive el hombre de 83 años desaparecido tras ser arrastrado por la corriente.

Uno de los vecinos, Adrián Díaz, relató que la fuerza del agua fue tal que se llevó dos coches de gran tonelaje. La riada también embarró su sótano y aparcamiento por completo y destrozó el patio y sus robustos muros. «Los vecinos estaban subidos al tejado bastante asustados», apostilló.

En la misma línea, otra residente en la urbanización, Palmira Montesinos, ha asegurado que «nunca había visto una cosa como esta». «Diluviaba y no podíamos ni salir. Cuando subimos arriba, un vecino nos dijo que se había desbordado el río. En la terraza vimos a tres coches que se los llevaba la riada. Dos vecinos han tenido que dormir en mi casa. Lo pasamos muy mal», relató.

EVACUACIONES POR LA DANA

El paso de la DANA en la Comunidad de Madrid dejó fuertes lluvias en la madrugada del lunes, que provocaron grandes atascos en la capital y afectaron a la circulación del Metro y la Renfe.

En total, la Guardia Civil ha evacuado a más de 200 personas y ha practicado 40 auxilios en municipios del suroeste de la región por los daños ocasionados por la DANA que ha sufrido Madrid y Toledo, según ha informado una portavoz de la Comandancia de Madrid.

Los agentes llevan desde ayer domingo auxiliando y rescatando a personas que han quedado atrapadas por el temporal, especialmente en las localidades de Aldea del Fresno, Villamanta, Villamantilla, Villa del Prado y Navalcarnero.

Asimismo, la Guardia Civil ha realizado 40 auxilios con traslados a personas en esa zona, sobre todo en El Álamo, donde muchos habitantes tuvieron que dormir anoche en el polideportivo municipal al quedar sus casas dañadas por la fuerte tromba del agua.

«Hubo un tormentón en la madrugada del sábado. Desde el sábado por la tarde fue a lo bestia y el domingo también. Bestial. Yo tuve que vaciar la piscina en dos ocasiones. Por las calles bajaba una cantidad de agua impresionante y las alcantarillas rebosaban. Han caído muros. Me consta que ha habido muchos problemas. Las fiestas se suspendieron», declaró una vecina de El Álamo.

En los rescates, participaron las diferentes patrullas de seguridad ciudadana, la USECIC de Madrid, GREIM Navacerrada y los buzos del GEAS, que con barcas han rescatado a varias personas que quedaron atrapadas en sus casas.

CORTES DE METRO TRAS LA DANA

La fuerte tormenta en la madrugada del lunes provocó numerosos cortes en las carreteras y el Metro. Varias carreteras de las provincias de Madrid y Toledo siguen afectadas por cortes de tráfico, según el boletín de la Dirección General de Tráfico (DGT).

En concreto, en la Comunidad de Madrid se producen cortes de tráfico en la M-22 en Coslada, pero también en otras vías secundarias, especialmente en Aldea del Fresno, Sevilla la Nueva y Valdetablas.

En Toledo, siete carreteras se ven afectadas por cortes de tráfico por el temporal, entre ellas las de Mocejón, Cobeja, Villasequilla, Fuensalida y Toledo capital.

Además, están condicionadas por balsas de agua la A-42 a la altura de Cabañas de la Sagra y Olías del Rey (Toledo), en ambos sentidos, y, en Madrid, la M-40 a la altura de Mercamadrid en dirección la A-42.

Al margen del agua, la DGT también ha pedido mucha precaución en la A-4 en Aranjuez y la M-607 en Tres Cantos (Madrid), así como en la AP-1 en Ameyugo (Burgos), hacia la capital; en la A-7 en Lorca (Murcia), en sentido a Almería, y en la A-4 en La Carolina (Jaén), en sentido Madrid.

Las líneas 9, 7, 5, 4 y la de Metro Ligero ML1 también vieron alteradas su funcionamiento, con cortes y retrasos, según han informado fuentes del suburbano de la capital. Sin embargo, a estas horas el transporte público ha vuelto a la normalidad en la ciudad.

Muchas líneas han restablecido su funcionamiento, entre ellas la L7, que había experimentado una interrupción entre las estaciones de Las Musas y García Noblejas, la L4, la L5, y la circulación también se ha restablecido en la L9 entre las estaciones Rivas Futura y Puerta de Arganda y en la L6.

Así lo confirman muchos pasajeros a GRAN MADRID. «Viajé tranquila y no tuve ningún problema», comenta María al salir por las escaleras de la estación de Guzmán el Bueno, todavía mojadas por la lluvia de esta mañana, según informa Martina Conti.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, pedirá que se declare zona afectada gravemente por emergencias de protección civil (ZAEPC) los municipios madrileños del suroeste afectados por la DANA.

Lo ha avanzado en declaraciones a los periodistas durante su visita al punto de mando de la ASEM 112, instalado en Aldea del Fresno, una de las localidades gravemente afectadas por las fuertes lluvias.

Redacción