investigación archivo

Aseveró ser víctima de unos cargos fraudulentos realizados con su tarjeta de crédito por valor de 2.700 euros. Las pesquisas realizadas han demostrado que realmente fue él el que usó la tarjeta, introdujo el pin y firmó los comprobantes

30 de noviembre de 2021.- La Guardia Civil ha investigado a D.G.F. (41) como presunto autor de un delito de simulación de delito al presentar una denuncia falsa.

Los hechos se remontan al pasado mes octubre cuando el ahora investigado relató en su denuncia una serie de cargos no autorizados, los cuales desconocía y que fueron realizados sin su consentimiento a través de una tarjeta de crédito como pago de varias consumiciones en un establecimiento del extrarradio burgalés.

Varias incongruencias y contradicciones hicieron sospechar a los agentes, que abrieron una profunda investigación que ya, desde el primer momento, ubicó a la presunta víctima en tiempo y lugar con el local donde acaecieron los hechos, conforme a las indagaciones llevadas a cabo.

Los investigadores estudiaron la denominada “huella digital” y verificaron que hubo en total seis cargos que sumaban la cantidad de 2.732 euros, todos ellos autorizados mediante la pulsación del correspondiente PIN, teóricamente una secuencia numérica personal y secreta.

También se obtuvieron los comprobantes de los pagos realizados en el TPV y cotejada la firma allí plasmada con la propia del titular de la tarjeta, llamando la atención al ser coincidentes.

Las gestiones realizadas han esclarecido los hechos y por tanto que se trata de una denuncia falsa, presuntamente para encubrir los movimientos que habían sido cargados a la tarjeta de crédito y que, se presume, podían repercutir negativamente a la empresa.

Localizado en un municipio madrileño, D.G.F. ha sido investigado como presunto autor de un delito de simulación de delito, instruyéndose diligencias que han sido entregadas los Juzgados de la capital.

Denunciar falsamente puede tener sus consecuencias

En el ámbito de la ciberseguridad, la Guardia Civil centra su actividad tanto en la prevención como en la persecución de los delitos cometidos en este ámbito, y muestra una preocupación permanente por adaptarse a las nuevas tecnologías y su uso.

 

Ningún ilícito cometido a través de la web o en el que se pretende obtener una indemnización del seguro, encubrir negligencias o descuidos, del orden de las estafas, timos o ventas fraudulentas, queda impune, a pesar de lo que equivocadamente piensa el autor/es enmascarado bajo el supuesto y falso anonimato que proporciona, por ejemplo, Internet; existe la denominada “huella digital”.

Denunciar falsamente hechos que no han ocurrido conlleva consecuencias penales para la que se contemplan sanciones de hasta 6.000 euros y pena de prisión de hasta tres años, además de generar antecedentes procesales que pueden limitar durante años el acceso a un puesto de trabajo en la administración pública.

Además, alertar con avisos inventados o falsos, detrayendo por tanto a las Patrullas de sus cometidos asignados, pueden tener además graves consecuencias como por ejemplo por alteración del orden público u obstruir la rápida y eficaz resolución de un incidente real acaecido.

Recomendaciones de seguridad

A la entrada y salida de cajeros automáticos, entidades bancarias, cuando ingrese o saque dinero o cuando realice algún pago con la tarjeta de crédito/débito, tenga en cuenta estas recomendaciones:

  • – Vigile los alrededores; absténgase de realizar ninguna operación si percibe conductas sospechosas; cuidado con los despistes o los curiosos.
  • – Memorice los códigos, contraseñas o claves y nunca los anote en papel o similar.
  • – Al teclear las contraseñas hágalo discretamente y tape el teclado, por ejemplo, con la mano.