7 GUARDIA CIVIL ARCHIVO

Las dos plantaciones fueron localizadas en el interior de dos inmuebles que se abastecían ilegalmente de la electricidad del alumbrado público. Como consecuencia de estos servicios, se han intervenido 731 plantas de marihuana que arrojaron un peso de más de casi 300  kilogramos. Se ha detenido a dos personas como  presuntos autores de los delitos de cultivo y elaboración de droga y por los delitos de defraudación de fluido eléctrico

12 de febrero de 2021.-  La Guardia Civil de Cádiz, han desmantelado en las localidades de Puerto Serrano y Chipiona, dos plantaciones de marihuana que se habían instalado en el interior de dos inmuebles  de las citadas localidades. Los detenidos, habían acomodado habitáculos del los inmuebles para colocar toda la infraestructura necesaria para su producción con un complejo sistema eléctrico, que incluía diferenciales, todo lo necesario para la iluminación, extractores, humidificadores y ventiladores, la electricidad que alimentaba todo el sistema se extraía de forma ilegal del alumbrado público. Como consecuencia de estos servicios se han detenido a dos vecinos de Puerto Serrano y Chipiona respectivamente  como presuntos autores de un delito contra la salud pública, y otro de defraudación de fluido eléctrico,  se han intervenido un total de 731 plantas de marihuana algunas en estado de crecimiento y otras listas para su recolección, que arrojaron un peso aproximado de casi 300 kilogramos.

Ambos servicios tuvieron lugar el pasado 8 de febrero cuándo se estableció en Puerto Serrano un servicio de vigilancia de la guardia civil junto con la Policía Local de Puerto Serrano  ante la sospecha de que en el interior de un domicilio ubicado en esa localidad, se había instalado un cultivo ilegal de cannabis de los denominados indoor.

En el caso de Chipiona el equipo Águila de la Comandancia de Cádiz realiza una serie de vigilancias y recaba indicios suficientes. En ambos casos, las investigaciones llevan a los agentes a ubicar los inmuebles en el que se encontraron las plantaciones solicitando a la Autoridad Judicial los correspondientes mandamientos de entrada y registro que, una vez realizados, confirmaron las sospechas.

Tras identificar a los responsables de las plantaciones se procedió a la detención de dos personas y a la incautación de un total de 731 plantas de marihuana que arrojaron un peso de más de casi 300  kilogramos, decenas de aires acondicionados, lámparas frigoríficas, ventiladores, trasformadores eléctricos y multitud de cableado eléctrico.

Los detenidos y todos los efectos incautados, han sido puestos a disposición del titular del Juzgado de Guardia de los de Arcos de la Frontera y titular del Juzgado de Guardia de los de Sanlúcar respectivamente, como presuntos autores de un delito de cultivo o elaboración de sustancias estupefacientes y otro de defraudación de fluido eléctrico, que ha quedado en libertad bajo fianza hasta la celebración del Juicio.