Guardia Civil -OP. BAD WIRE-


Redacción; Javier Ortiz

  • Seis personas han sido investigadas por un delito de cultivo y elaboración de droga y por un delito de defraudación de electricidad
  • La Guardia Civil se ha incautado de 2013 plantas de cannabis sativa

18 de abril de 2024.- La Guardia Civil, en el marco de la operación Bad Wire, ha desarticulado cuatro centros de producción de marihuana en la localidad de Atarfe.

En esta operación, la Guardia Civil se ha incautado de dos mil trece (2013) plantas de cannabis sativa en distintas fases de crecimiento y ha puesto a disposición judicial a seis personas como presuntas autoras de un delito de cultivo y elaboración de droga y de un delito leve de defraudación de electricidad.

También se han desmantelado otras dieciséis dobles acometidas ilegales a la red eléctrica.

La Guardia Civil descubrió con la ayuda de los técnicos de la compañía suministradora de electricidad, que existían un consumo inusualmente alto en al menos veinte viviendas de la calle Menéndez Pelayo de la localidad de Atarfe, por lo que se sospechó que sus moradores pudieran estar cultivando cannabis sativa de manera intensiva.

La Guardia Civil solicitó autorización al Juzgado de Instrucción número siete de Granada para para registrar dichas viviendas, y vez obtenida, procedieron al registro.

Durante el registro los agentes confirmaron que cuatro de las veinte viviendas registradas eran centros de producción de marihuana. Las personas investigadas habían habilitado varias habitaciones de la vivienda con toda la infraestructura necesaria para el cultivo y elaboración de la marihuana, así como un enganche ilegal a la red eléctrica.

En la primera vivienda la Guardia Civil encontró una habitación con ciento setenta y siete (177) plantas de cannabis sativa en avanzado estado de crecimiento. El propietario de la vivienda ha sido investigado por un delito contra la salud pública.

En la segunda vivienda los agentes localizaron tres habitaciones en las que crecían cuatrocientas sesenta y una (461) plantas de cannabis sativa. Su propietaria también ha sido investigada por el mismo delito.

En la tercera vivienda también habían habilitado tres habitaciones y aquí se intervinieron seiscientas veinticinco (625) plantas de cannabis sativa que aún no habían desarrollado sumidades floridas. En esta vivienda han sido tres las personas investigadas como presuntos responsables de un delito de cultivo de droga.

Por último, en la cuarta vivienda los agentes encontraron otras tres habitaciones donde crecían setecientas cincuenta (750) plantas de cannabis sativa e investigaron al propietario de la vivienda.

Los técnicos de la compañía eléctrica Endesa aprovecharon la presencia de la Guardia Civil para desmantelar sin peligro las veinte dobles acometidas ilegales a la red eléctrica localizadas.

Esta operación de la Guardia Civil de Atarfe se incardina en la operación Miller, una operación que está desarrollando la Guardia Civil a nivel nacional contra el cultivo y tráfico ilegal de marihuana.