• Los seis detenidos actuaban en las provincias de Madrid y Guadalajara
  • Para cometer los robos utilizaban coches que previamente habían sustraído


Redacción, José Ignacio Rentero Vicente

La Guardia Civil en el marco de la operación “Ardino” ha detenido a seis personas e investigado a otra, pertenecientes a una grupo criminal dedicado al robo en establecimientos hosteleros de las provincias de Guadalajara y de Madrid.

La operación se inició el pasado mes de noviembre cuando los agentes detectaron un grupo criminal muy activo, que venía actuando en localidades del corredor del Henares, especializado en robos en establecimientos hosteleros mediante el método del “alunizaje”.


Continuando con las investigaciones, los agentes pudieron constatar que el grupo estaba perfectamente coordinado, de manera que cada uno de ellos desempeñaba un rol en la organización; unos se encargaban de los robos de los vehículos, otros tenían la función de conductores para emprender la huida y otros cometían los robos en el interior de los establecimientos.

Para cometer los robos en los establecimientos, empotraban los vehículos en las puertas de los locales o utilizaban mazas de grandes dimensiones y tapas de alcantarillas para fracturar los cierres y violentar las máquinas “tragaperras” y las cajas registradoras.

Por tal motivo, la Guardia Civil estableció un dispositivo policial logrando detener a cinco de los integrantes de la organización, cuando huían tras cometer un robo en un bar de la localidad de Alovera. En esta intervención también se logró recuperar la recaudación de una máquina recreativa que acababan de sustraer. Posteriormente, se procedió a la detención de otra persona en la localidad de Azuqueca de Henares.

A los detenidos se les considera responsables de la comisión de siete robos con fuerza en establecimientos de las localidades de Yunquera de Henares, Marchamalo, Azuqueca de Henares, Alovera, Pioz, y El Casar en la provincia de Guadalajara y en Serracines (Madrid).

También habrían sido los autores del robo de cinco vehículos en localidades próximas al lugar en el que se cometieron los hechos delictivos: en Los Santos de la Humosa, Valdepiélagos y Ribatejada de la Comunidad de Madrid; y en dos localidades de la provincia de Guadalajara en Marchamalo y en Torrejón del Rey.



Cabe destacar que los detenidos poseían un amplio historial delictivo por delitos similares.

Esta operación ha sido llevada a cabo por agentes del Área de Investigación, apoyados por unidades del Servicio de Seguridad Ciudadana, todos ellos pertenecientes al Puesto Principal de Azuqueca de Henares.