Imagen de archivo


Redacción, Javier Ortiz

  • El detenido ha sido detenido como presunto autor de once delitos y por estar en requisitoria
  • Entre los delitos que se le imputan está la tenencia ilícita de armas, ya que, en el momento de su detención, el mismo llevaba en el vehículo una escopeta con la culata recortada y que figuraba sustraída

01 de abril de 2024.- La Guardia Civil ha detenido a un peligroso delincuente, un varón de treinta y siete años de edad con numerosos antecedentes policiales, como presunto autor de tres delitos de daños por incendio de vehículos, cuatro delitos de quebrantamiento de orden de protección, un delito de tenencia ilícita de armas, un delito de falsedad de documento oficial, un delito de amenazas y extorsión y otro delito de coacciones.

Al detenido le constaba además una requisitoria judicial que ordenaba su búsqueda, detención y personación en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número tres de Motril.

La Guardia Civil estaba tras la pista de este individuo por el incendio de varios vehículos en la localidad de Cijuela, hechos que habían generado una gran alarma social entre los vecinos el pueblo.

También se le buscaba porque había quebrantado hasta en cuatro ocasiones una orden de protección respecto de su ex pareja y por estar en requisitoria por un juzgado motrileño.

Para detener a este individuo, los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Santa Fe vigilaban a una víctima de violencia de género de alto riesgo respecto de la cual el detenido tenía orden de alejamiento que había quebrantado en varias ocasiones. Fue así como finalmente dieron con su paradero y consiguieron detenerlo.

Al inspeccionar el vehículo que iba conduciendo en el momento de la detención, la Guardia Civil encontró en su interior una escopeta con la culata y los cañones recortados, escopeta que figuraba en nuestras bases de datos como robada.

Los agentes también encontraron en el maletero del vehículo varias garrafas con gasolina relacionadas con los daños ocasionados en los vehículos que ardieron en la localidad de Cijuela.

Asimismo, al comprobar los datos del vehículo, los investigadores descubrieron que el detenido circulaba con placas de matrícula falsas, por lo que procedieron a investigarlo por un delito de falsedad documental.

Tras su detención, se comprobó además que la Guardia Civil de Almería también lo buscaba por ser el presunto autor de un delito de coacciones; y que en Guadix se le buscaba por un delito de daños y otro de amenazas y extorsión.

El detenido ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial ingresando en la prisión de Albolote.