Redacción; Javier Ortiz

  • Una jaula trampa activada con un trozo de embutido a modo de cebo próxima a un cepo metálico, que tenía la finalidad de apresar animales y darles muerte
  • Se trata de métodos de caza de carácter no selectivo ni autorizados para la captura de animales silvestres, ya que pueden afectar indiscriminadamente a gran cantidad de especies
  • El responsable, dueño de la finca, supuestamente las instaló para evitar los daños que provocaban las alimañas

19-abril-2024.-  La Guardia Civil ha instruido diligencias como investigado a un vecino de esta capital pacense, como presunto autor de un delito contra la flora y fauna.

A mediados del pasado mes de marzo, cuando agentes de la Patrulla  del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Fuente de Cantos realizaban servicio para prevenir la caza furtiva, localizaron en un coto deportivo de caza del término municipal de Montemolín, dos lazos desactivados junto a una jaula vacía de las comúnmente conocidas para el uso con reclamo.

Ante las sospechas de que se estuvieran llevando a cabo acciones delictivas con el uso de métodos ilícitos para la captura de animales, se inspeccionó de manera exhaustiva el terreno, así como aledaños al cortijo.

Fue en una nave anexa a este inmueble, donde hallaron un cepo metálico activado próximo a una jaula trampa que contenía en su interior a modo de cebo un trozo de embutido, supuestamente con el objetivo de atraer y capturar animales silvestres.

Con las gestiones practicadas durante el transcurso de la investigación, los agentes pudieron identificar al responsable de su instalación. Era el titular de la finca vecino de Badajoz, quien supuestamente pretendía apresar las alimañas que causaban daños en su propiedad.

El hecho de cazar o capturar especies silvestres sin estar legalmente autorizado con este tipo de artes prohibidas (jaulas trampas y cepos), consideradas de carácter no selectivo por afectar indiscriminadamente a distintas especies, puede ser constitutivo de un delito contra la fauna.

Ante las pruebas incriminatorias, el pasado fin de semana se le instruyó diligencias que han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción de Zafra.