CDCIA Badajoz

 


Redacción; Julio Félix


 

  • Fue interceptado cuando circulaba por el arcén de la carretera EX107 de manera irregular, invadiendo el carril derecho de circulación
  • Superaba en casi cuatro veces la tasa de alcohol permitida, arrojando, además, resultado positivo en el test indiciario de detección de drogas. Hecho pendiente aún de confirmar por el Laboratorio de la Dirección General de Tráfico

 

11-julio-2024.-  La Guardia Civil ha investigado al conductor de un ciclomotor, vecino de esta capital pacense, por un supuesto delito contra la seguridad vial al conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas y drogas tóxicas.

La actuación tuvo lugar el pasado jueves, cuando efectivos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil pertenecientes al Subsector de Badajoz, en dispositivos de servicios establecidos para el control y vigilancia de la seguridad vial en la carretera EX107 dentro del término municipal pacense, observaron como el conductor de un ciclomotor circulaba de manera irregular y errática por el arcén, invadiendo continuamente el carril derecho de circulación teniendo incluso que apoyar los pies, al serle imposible mantenerse estable sobre el vehículo.

Una vez interceptado, en el transcurso de la identificación del conductor, vecino de Badajoz, los agentes observaron síntomas evidentes de hallarse bajo los efectos del alcohol o drogas, por lo que se le realizaron las pruebas de detección legalmente establecidas, constatando como superaba casi cuatros veces la tasa de alcohol, arrojando un resultado de 0,97 mg/l de aire espirado, siendo la permitida de 0,25 mg/l.

Además, en el test indiciario de drogas también mostró la presencia en su organismo de sustancia estupefacientes o psicotrópicas. Hecho aún pendiente de ser confirmado por el Laboratorio de la Dirección General de Tráfico.

Ante los citados hechos, los agentes le instruyeron diligencias que han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción de Badajoz, como investigado por un supuesto delito contra la seguridad vial, al conducir bajo influencia de bebidas alcohólicas y drogas tóxicas, enfrentándose a penas de hasta seis meses de prisión y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior de uno a cuatro años.

También se enfrenta a una posible multa de 1.000 euros y retirada de 6 puntos de su permiso de conducción por infracción a la LSV al conducir con presencia de drogas en su organismo.

El Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Badajoz, recomienda ser estrictos en el cumplimiento de la normativa en Seguridad Vial, evitando la conducción de vehículos tras el consumo de alcohol o algún tipo de sustancia tóxica, estupefaciente o psicotrópica.