Redacción; Julio Félix


  • Tras sufrir un siniestro se ausento del lugar tras alertar a los servicios de emergencia.

19 de junio de 2024.- La Guardia Civil, tras tener conocimiento de un siniestro vial consistente en la salida de vía de un turismo en la carretera              LU-P-5903, T.M. de Sober (Lugo) establece contacto telefónico con el conductor del vehículo, el cual manifiesta no sufrir lesión de ningún tipo
y que requería únicamente auxilio para rescatar el vehículoç accidentado, a la vez que rehusaba insistentemente la presencia de los agentes de la Guardia Civil.

La patrulla que asiste al siniestro verifica que el conductor se había ausentado del lugar, alegando telefónicamente que se encontraba en un establecimiento hostelero de la localidad de Ourense.

El Grupo de Investigación y Análisis del Tráfico (GIAT) inicio una investigación que permitió acreditar la identidad de la persona que conducía el vehículo, coincidente con la del alertante y, que esta persona carecía de permiso de conducir por haberse decretado su pérdida de vigencia por la Jefatura Provincial de Tráfico tras haber agotado su crédito de puntos.

El conductor del vehículo, de 46 años de edad, se le imputa en calidad de investigado como supuesto autor un delito contra la seguridad vial, al conducir un vehículo a motor careciendo de título habilitante para ello.

Desde la Guardia Civil, se recuerda que el Código Penal establece que aquel que condujere un vehículo a motor en los casos de pérdida de vigencia del permiso o licencia por pérdida total de los puntos asignados legalmente, será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o con la de multa de doce a veinticuatro meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días. La misma pena se impondrá al que realizare la conducción tras haber sido privado cautelar o definitivamente del permiso o licencia por decisión judicial y al que condujere un vehículo de motor o ciclomotor sin haber obtenido nunca permiso o licencia de conducción.