La Benemérita ha preparado un dispositivo que pueda dar respuesta a cualquier incidencia

La Guardia Civil ha reforzado su presencia en Sierra Nevada con el arranque de la temporada invernal con un plan de actuación para garantizar la seguridad de esquiadores y visitantes que incluye medidas de tráfico, agentes especializados en rescate en montaña y la vigilancia del espacio ambiental.

La Guardia Civil ha diseñado una respuesta global para cualquier incidencia que pueda ocurrir en Sierra Nevada y en el entorno de la estación, desde un accidente de tráfico, un problema de seguridad ciudadana o un auxilio a una persona accidentada.

El operativo está dimensionado para atender cifras de temporadas anteriores, con más de un millón de esquiadores y un millón y medio de visitas a la estación.

Al puesto de Sierra Nevada, unidad permanente de Seguridad Ciudadana en la estación, se suman agentes de otras especialidades como la Agrupación de Tráfico, el Seprona, el Servicio de Montaña, el Servicio Aéreo, así como el Servicio Cinológico y el Grupo de Desactivación de Explosivos, si fuera necesario.

Los componentes de la Agrupación de Tráfico y de Seguridad Ciudadana incidirán sobre todo en el control de las personas y vehículos que visiten la estación, y se intensificarán las medidas preventivas antiterroristas y de orden público en toda la urbanización de Pradollano.

Se reforzará además el servicio de atención al ciudadano en la las oficinas del Puesto de Sierra Nevada para proporcionar una respuesta adecuada a la mayor afluencia de personas durante la temporada de esquí.

Las patrullas del Seprona de la Guardia Civil, que también prestan servicio permanente en Sierra Nevada, intensificarán la prevención, la vigilancia y denunciarán cualquier agresión al medio ambiente que se produzca en el entorno natural de Sierra Nevada.

Por último, los especialistas del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (Greim) y la unidad aérea prestarán auxilio y colaboración en el rescate y evacuación de personas accidentadas en la estación de esquí y en cualquier otro punto de Sierra Nevada.

Balance de la temporada anterior

La Guardia Civil realizó más de 2.000 servicios en la temporada de invierno 2021/22 en Sierra Nevada, con más de 140 auxilios, de los cuales 40 fueron de riesgo extremo realizados por su Unidad de Montaña, y más de 438 expedientes formulados, de los cuales la mayoría fueron por supuesto consumo de drogas en lugar público.

Así lo ha detallado, a preguntas de los periodistas este martes, el coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Granada, Francisco Manuel García Sánchez, quien ha detallado que el Instituto Armado da una «respuesta global a todas las problemáticas» que puedan surgir en la estación de esquí andaluza, incluyendo las relativas a seguridad ciudadana, tráfico, medio ambiente o ayuda a accidentados.

El pasado 3 de diciembre de 2022 comenzó la temporada de invierno en la estación de esquí de Sierra Nevada y la Guardia Civil, como todos los años, ha diseñado este plan.

Más de un millón de esquiadores han utilizado sus pistas y recibido la visita de más de un millón y medio de personas en años anteriores, por lo que la Guardia Civil siempre ha entendido que «era necesario contar con un plan de actuación que previera el control del orden público y garantizara la seguridad ciudadana en toda la estación».

Redacción