El arrestado tenía una orden de detención por delitos de tráfico de drogas, tráfico de armas, blanqueo de capitales

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Benahavís (Málaga) a una persona por su vinculación con el atentado yihadista cometido en Bélgica el pasado 16 de octubre. El detenido tenía vigente una orden internacional de detención y entrega emitida por las autoridades belgas por delitos de tráfico de drogas, tráfico de armas, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal. En el momento de la detención portaba documentación falsa.

Las informaciones aportadas por las autoridades belgas, permitieron iniciar a la Policía Nacional una investigación sobre la posible relación del autor de los atentados con un individuo establecido en territorio español. Las gestiones realizadas permitieron determinar cómo ambos estarían vinculados en torno a actividades delictivas relacionadas con el crimen organizado.

Finalmente, tras una labor de rastreo, agentes de la Comisaría General de Información lograron ubicar al detenido en la localidad de Benahavís (Málaga). El investigado había eludido la acción de la justicia usando una documentación falsa. Los agentes han procedido a su detención y llevado a cabo un registro en su domicilio, en el cual se ha intervenido documentación, dispositivos electrónicos y una importante cantidad de dinero. Los investigadores, que se encuentran analizando los efectos intervenidos, tratan de determinar todavía el tipo de vínculo que ambos delincuentes mantenían.

Atentado en Bélgica

El detenido ha pasado este viernes disposición del Juzgado Central de Instrucción de Guardia, cuyo titular ha decretado su ingreso en prisión. La operación policial ha sido desarrollada por agentes de la Comisaría General de Información y las brigadas provinciales de Información de Madrid y Málaga, y ha contado con el apoyo del CNI. La investigación ha sido coordinada por la Fiscalía de la Audiencia Nacional y dirigida por el Juzgado Central de Instrucción número 2.

Los investigadores creen que el arrestado tiene algún tipo de relación con Abdesalem L., de 45 años y origen tunecino, que fue abatido por la policía belga el pasado 17 de octubre tras acometer el día anterior un atentado terrorista en Bruselas en el que murieron dos personas de nacionalidad sueca y una tercera resultó herida. Tras toda una noche de búsqueda, los agentes abatieron al yihadista en el barrio de Schaerbeek. El ataque se produjo poco antes de que comenzara en el estadio del Rey Balduino un partido de fútbol entre la selección de Bélgica y la de Suecia, en la misma zona donde las fuerzas de seguridad encontraron al terrorista.

Redacción