Reunión de la comisión de seguimiento del convenio de rescates en montaña.

La temporada estival de montañismo ha concluido en Aragón con 337 rescates realizados por las unidades especializadas de la Guardia Civil, apoyadas por los médicos del 061 y el servicio SOS 112, un 6,3 por ciento más que en 2021.

Así lo ha indicado este lunes el general jefe de la octava zona de la Guardia Civil, Javier Almiñana, quien ha apuntado que se han contabilizado 10 fallecimientos, desde junio hasta el pasado 22 de septiembre, uno menos que el año pasado, aunque el día 23 se registró un fallecido más.

El Alto Aragón es la provincia donde se concentra la mayor parte de los accidentes, el 96,8 por ciento, el 82,6 por ciento del total en el Pirineo, aunque ha aumentado un 2,2 por ciento en la Sierra de Guara, mientras que en Zaragoza se ha producido el 1,9 y en Teruel el 1,3.

Almiñana ha comentado que en el Aneto se han concentrado los accidentes en julio y no en agosto, como ocurría en años anteriores, indicando que la Guardia Civil hizo un llamamiento a la población en julio advirtiendo de la peligrosidad, disminuyendo el número de rescates un 56 por ciento, de 17 en 2021 a 7 este año.

De los 10 fallecidos, se han anotado seis casos mientras caminaban por terrenos abruptos y difíciles, uno en escalada, dos en vuelo y uno en senderismo, a lo que se añade un cazador que murió despeñado el día 23.

En términos anuales, el número de rescates en las montañas de Aragón se ha situado en 469, un 21,8 por ciento más que el año pasado, y cuando acabe el año la cifra se acercará al medio millar.

La actividad mayoritaria es el senderismo, un 1,8 por ciento menos que en 2021, seguido del barranquismo –que ha aumentado un 5 por ciento– y el tránsito por terreno abrupto y difícil.

La mayor parte de los accidentes en montaña se producen por caídas o tropiezos, también por problemas físicos y enriscamientos. En cuanto a los precursores de los accidentes, la sobreestimación de las posibilidades se sitúa en el 61 por ciento, seguida de la falta de atención en la práctica y la carencia de nivel técnico suficiente.

La mayor parte de los accidentados provienen de países extranjeros, muchos de Francia, y también son aragoneses, aumentando un 7,5 y un 3 por ciento, respectivamente, mientras que el número de personas provenientes de País Vasco y Cataluña ha descendido un 5,5 por ciento.

COOPERACIÓN

La consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, ha realzado «la cooperación entre administraciones», recalcando que cada institución ha puesto todos los recursos de que dispone a disposición «para preservar la vida de la gente».

«La Guardia Civil siempre está ahí», ha continuado Pérez, para quien la colaboración de la Benemérita con la Administración aragonesa «es un ejemplo en España» por su «eficiencia» y capacidad para «aprovechar las sinergias de cada institución».

Ha avanzado que el Gobierno de Aragón aportará 100.000 euros para mejorar el hangar de helicópteros que la Guardia Civil tiene en Monflorite, la novedad del convenio para cuya preparación se ha reunido esta mañana la comisión de seguimiento del firmado en 2019.

La delegada del Gobierno en Aragón, Rosa Serrano, ha felicitado a Almiñana por «el buen trabajo» que realiza la Guardia Civil de Montaña, que «identifica el espíritu que tiene la Guardia Civil:Su cercanía hace que tengan el reconocimiento total de la población aragonesa», extendiendo su reconocimiento al personal sanitario del 061, también a las tripulaciones de los helicópteros, los servicios de emergencias, el 112 y las federaciones de montaña, cuya presencia en el territorio «aporta tranquilidad a los ciudadanos», lo cual «no sería posible sin el compromiso del Gobierno de Aragón».

Serrano ha hecho hincapié en la necesidad de conocer la previsión meteorológica antes de salir a la montaña, tener en cuenta que el tiempo puede cambiar y la convenciencia de ir provistos de la ropa adecuada, así como conocer las posibilidades al iniciar la actividad y «dejar dicho dónde vamos», también actuar siempre con prudencia y respetando el medio ambiente.

Redacción