Habrá más de 700 militares Españoles en este país de Europa del Este.

Eslovaquia va a ser un nuevo punto de referencia para las Fuerzas Armadas españolas. Allí se va a potenciar de manera importante el Batallón Multinacional de la OTAN que forma parte del muro anti-Rusia y en el tercer trimestre del año pasado se acordó que fuera España quien liderase ese ese grupo y aportase el grueso del despliegue. Los primeros movimientos para ello ya han comenzado.

La misión de estos primeros militares será establecer las condiciones necesarias para efectuar una transición pausada del liderazgo del Batallón Multinacional entre la República Checa –país que lo ostenta ahora mismo– y España. A partir de ahí, se irá aumentando progresivamente el despliegue español hasta los 700 efectivos, el grueso final que tendrá el contingente, que tendrá que estar operativo en la zona para el primer día del segundo semestre del año.

Las fuerzas españolas no estarán solas. También contribuirán bajo mando español otros países como la República Checa, Portugal, Alemania, Polonia o Estados Unidos. Por ejemplo, los portugueses serán los encargados de aportar las principales unidades acorazas del Batallón Multinacional. Por su parte, los checos serán los que aportarán las principales unidades militares mecanizadas.

La ubicación de este Batallón Multinacional continuará en Lest, en el centro del país, en una zona poco poblada donde el ejército eslovaco tiene un importante campo de maniobras, potenciado en la última década con importantes inversiones, y donde está previsto que se realicen algunos ejercicios multinacionales de adiestramiento durante los meses de marzo y junio, según han informado este jueves desde el Estado Mayor de la Defensa.

El contingente español de 700 efectivos en Eslovaquia lo convertirá en el más numeroso de los que tiene en estos momentos España en el muro anti-Rusia de la OTAN, ya que superará por un centenar al despliegue actual en Letonia, donde hay cerca de 600 efectivos en el Batallón Multinacional que lidera Canadá. También hay efectivos españoles en otros países que se sienten amenazados por Rusia como Rumanía