peticiones ministro cultura

La lucha contra la piratería y la bajada del IVA son algunos de los deberes que los representantes del mundo de la cultura han puesto al nuevo titular del departamento. “Que no haga nada”, propone Francesc Casadesús, director del festival Grec

Màxim Huerta tomó ayer posesión como nuevo ministro de Cultura. “La Cultura somos nosotros –dijo en su discurso–, somos el traje que nos hemos puesto, la película que hemos visto, el libro que hemos leído, la música que nos ha acompañado en el taxi, el museo en el que hemos entrado y el aplauso en el campo de deportes al que hemos asistido”. Afirmó asimismo que “la Cultura no puede ser de bandos, tiene que ser un orgullo de todos. Tenemos que estar orgullosos de los creadores y los que consumen, de los que se esfuerzan en el deporte, que son superhéroes, y de los que van a verlos”. “La cultura nos hace libres y, sobre todo, más felices”, prosiguió, antes de recordar las palabras del ministro de Cultura francés André Malraux: “Hay que permitir a los ciudadanos cultivar su capacidad de inventar”.

La consellera de Cultura de la Generalitat, Laura Borràs, declinó hacer una primera valoración, “por elegancia y respeto institucional, y por toda la manipulación que ha habido, también, en el caso del president Torra y el mío propio. Él es dueño de sus opiniones y yo espero poder hablar de él por su trabajo como ministro”.

Daniel Fernández, presidente de los editores españoles

“Que empiece a cerrar las webs piratas, como en Portugal”

“Hay una buena noticia: vuelve a haber un ministerio de Cultura. En el ámbito de sus competencias, hay dos promesas sistemáticamente incumplidas por los gobiernos anteriores, la ley de Mecenazgo, que debería atraer dinero privado a la cultura mediante atractivas desgravaciones, y una nueva ley de Propiedad Intelectual adaptada a los tiempos digitales. Pedimos también que la lucha contra la piratería se haga efectiva porque tenemos una ley como la portuguesa, con la que el gobierno vecino ya ha cerrado más de 400 webs piratas. Y que se plantee de una vez de un modo uniforme el tema de la gratuidad de los libros de texto”.

Pepe Serra, director del MNAC

“Que la cultura ocupe un lugar de centralidad”

“Hay tres cuestiones esenciales. 1) Ley de mecenazgo: que en términos de fiscalidad España se equipare a los estándares europeos para favorecer la inversión cultural. Esta nueva fiscalidad debería tener también en cuenta el micromecenazgo, es decir que los abonados de un teatro, una temporada de música o los amigos de un museo disfrutaran también de ventajas fiscales. 2) Que haya una descentralización real en términos de inversiones y apoyo por parte del ministerio. Ahora es muy desigual, casi toda la inversión se realiza en Madrid. 3) Situar la cultura en el centro, que deje de verse como un lujo, algo ornamental, superfluo”.

Salvador Alemany, presidente del Gran Teatre del Liceu

“Que contribuya al proyecto”

“Queremos que siga adelante el apoyo institucional por parte del ministerio, es necesario que siga apoyando al Liceu y que contribuya a hacer crecer el proyecto. Es imprescindible que el nuevo ministro se integre en el proyecto que estamos construyendo, con el resto de administraciones, pues la cohesión de todas ellas es un elemento básico para proyectar el Liceu internacionalmente”.

Francesc Casadesús. Director del festival Grec

“Que no haga nada”

“Le pediría al nuevo ministro que no haga nada. Que trabaje para que los profesionales del sector puedan hacer proyectos estables y a largo plazo más allá de su mandato. Lo que necesita la cultura es poder desarrollar estrategias a medio y largo plazo (apoyo al talento, estrategias de públicos, redes y difusión…) y no estar supeditada a los cambios políticos”.

Tito Ramoneda, promotor

“El IVA ha de ser reducido”

“La prioridad principal ha de ser tener un IVA cultural al nivel de países como Francia, que ronda en torno al cuatro por ciento. Ahora seguimos peor que antes, y hay que revertir esta situación, porque un IVA super reducido es también la manera de construir la cultura de un país. Y a ver si por fin prevalece una sensibilidad especial hacia la música en directo, que no sólo es un motor económico sino que es un generador de riqueza para toda la sociedad”.

Carmen Zapata, Associació de les Sales de Concerts

“Equiparar la música popular con la clásica y la lírica”

“Las salas de conciertos y clubes de música en vivo han de tener el mismo reconocimiento cultural que los grandes equipamientos. Así se le darán el mismo reconocimiento a las músicas actuales que a la lírica y a la clásica. En otro orden de cosas, se deben impulsar estudios sobre la situación real de la mujer en el sector de la música y trabajar desde el mundo educativo para potenciar la igualdad de oportunidades de las niñas y de las jóvenes”.

Jorge Herralde, editor

“Un equipo sólido y competente”

“Datos positivos: es del Barça. Ha sido la sorpresa de este Gobierno tan pensado. Le daría los cien días de rigor y le pediría, claro, una atención apasionada y rigurosa al complejo e indispensable mundo de la cultura, con el apoyo de un equipo sólido y competente. Un ímprobo trabajo por delante y no tiene a Messi”.

Luís Pasqual, director

“Que venga al teatro”

“Al nuevo ministro le deseo mucha suerte y le pediría sólo que venga al teatro. Que si quiere ver teatro-documento, venga a ver In memoriam, si quiere ver teatro social, nuestra obra con gente sintecho, Sis personatges, o si quiere pasar una noche de risa y mala leche, que venga a ver Be god is. Si viene, ya entenderá lo que necesitamos. Y se lo explicaremos. Verá que hay mucha gente muy creativa en estos momentos, seguramente como respuesta a la crisis. Porque la profesión ha respondido muy bien y ha hallado la manera de expresarse en condiciones precarias. En cuanto al tema de los millones de IVA retroactivo que nos exigen por las subvenciones, espero que, si no lo conocía, alguien se lo haya puesto ya encima de la mesa: de los despropósitos les suelen informar primero”.

Bet Orfila, Associació d’Empreses de Teatre de Catalunya

“Bajar el IVA de los bolos”

“Desde el sector teatral hay una reivindicación. Una vez conseguida la bajada del IVA de las entradas de los espectáculos, el siguiente paso necesario es la bajada del IVA de los cachés de los bolos, esto es, de los precios de los espectáculos que van de gira. La mayoría de los compradores de los bolos de las compañías teatrales cuando van de gira son entidades públicas, y no se pueden desgravar el IVA y, por tanto, pueden contratar menos. Elaboramos un informe hace cinco años mostrando el dinero que dejaría de ingresar Hacienda al eliminar ese IVA en contraposición al incremento de las contrataciones de bolos que podrían hacer los teatros públicos, lo que generaría puestos de trabajo que generarían ingresos a la Seguridad Social mayores que la bajada del IVA. Luego, aprobar y dotar de dinero el Estatuto del Artista. Pensar qué normativa deberían tener los artistas para que pudieran tener unas condiciones decentes, adecuadas a su trabajo intermitente, que ahora están muy mal planteadas, por ejemplo a la hora de contar la jubilación”.

Marià Marín. Gremi de Llibreters de Catalunya

“Un nuevo plan de lectura”

“Disponer de un plan de fomento de la lectura, consensuado con los agentes del sector. Introducir en él la escuela como elemento esencial. Y vehicular la compra de libros a través de las librerías, como funciona en los países de nuestro entorno, más rigurosos, y eliminar así las malas prácticas y la competencia desleal. Como Catalunya tiene competencias plenas, el ministro debe ponerse a disposición de lo que se decida en este territorio”.

J.A. Bayona, cineasta

“Rigor, sustancia y efectividad”

“Al nuevo ministro de Cultura le deseo rigor, sustancia y efectividad en su gestión”, pide el realizador de Jurassic World, Un monstruo viene a verme y Lo imposible. Bayona quiere también que Màxim Huerta “aproveche las enormes posibilidades de presente y futuro que tiene el patrimonio cultural español, tanto a nivel artístico como industrial” y añade: “No es poco. ¡Suerte!”.

Mariano Barroso, presidente de la Academia del Cine

“No ser moneda de cambio”

“Estamos esperanzados y expectantes sobre la consideración que al nuevo ministro le merece una industria absolutamente estratégica que no sólo no está subvencionada por el Estado sino que, por el contrario, subvenciona al Estado”, señala el presidente accidental y candidato único a la presidencia estable de la Academia de Cine. Recuerda que el consumo de películas sigue grabado con el 21% del IVA en España, “pese a las promesas” de su reducción al 10% (prevista cuando entren en vigor los Presupuestos del Estado). Barroso espera del nuevo responsable que “potencie la entrada del cine en las aulas”. Y que evite que el sector y quienes lo integran sean utilizados “como arma arrojadiza y moneda de cambio en la lucha ideológica y partidista”. Porque “en el cine hay profesionales de todas las tendencias y lo único que queremos es trabajar lo mejor posible”.

Enrique López Lavigne, productor de cine

“Que aprendamos de Corea”

“Mi petición para el ministro es que propicie una progresiva sensibilización respecto al cine a través de programas, mano a mano con el ministerio de Educación, que permitan sembrar desde las escuelas”. Porque los niños y ­adolescentes “son los consumidores del presente y futuro”. Además, Lavigne sugiere a Màxim Huerta “que estudie el modelo que ha hecho que Corea del Sur se convirtiera en una potencia ­cultural a escala mundial en tan sólo diez años”.