La transferencia se haría efectiva para marzo de 2021

Apenas unas horas después de que Instituciones Penitenciarias informara de la última tanda de acercamientos de presos etarras, el Gobierno vasco ha anunciado nuevos «avances» en la negociación sobre el traspaso de la competencia de Prisiones, uno de los principales anhelos del gabinete de Iñigo Urkullu junto al régimen económico de la Seguridad Social. Delegaciones de ambos Ejecutivos han cerrado ya un «borrador» en el que se detallan los aspectos principales del traspaso de los tres centros penitenciarios del territorio, según ha informado el Gobierno autonómico, que ha destacado que el acuerdo es fruto de semanas de «intensas» conversaciones.

En ellas han tomado parte, entre otros, la consejera vasca de Gobernanza Pública y Autogobierno, Olatz Garamendi, y la ministra de Política Territorial, Carolina Darias. En adelante la negociación se centrará en concretar las funciones y servicios que asume el Gobierno vasco, así como las condiciones, derechos y obligaciones de las instalaciones y los medios personales. Por su parte, el Gobierno central seguirá reservándose el ejercicio de la legislación penitenciaria y se posibilitarán medidas de coordinación.

La de Prisiones es una de las carteras incluidas en el primer bloque de transferencias acordado por los Gobiernos central y vasco, que, salvo contratiempos de última hora, se materializará este mismo marzo. El Ejecutivo autonómico obtendrá entonces la titularidad de los centros de Basauri, Zaballa y Martutene y podrá implantar en ellos su propio modelo penitenciario, que según avanzó la consejera de Justicia, Beatriz Artolazabal, será más «humanizado» y pondrá el «acento» en la «reinserción social». Un modelo del que se podrían beneficiar los reclusos de ETA que sean trasladados hasta las prisiones vascas.

El Gobierno de Vitoria ha celebrado este «importante impulso» a la negociación de la transferencia. «Los textos que se han cruzado ambas administraciones reafirman la voluntad de llevar a cabo esta transferencia y se realiza con referencias explícitas a las normas constitucionales, estatutarias y legales que allanan y promueven el cambio de titularidad de la competencia sobre los centros penitenciarios ubicados en la Comunidad Autónoma Vasca», ha señalado en un comunicado.

El anuncio se oficializa semanas después de que el Ministerio de Interior anunciara la construcción de una nueva prisión en San Sebastián que sustituirá a la de Martutene. Se espera que el centro esté operativo en 2023.