planetas

Urano y Júpiter parecen representar las manos, mientras que la Tierra y Venus forman los pies, explican desde la Universidad de Wisconsin-Madison.

Un historiador ha observado que el 3 de abril del año 33 —fecha en que, según muchos investigadores, tuvo lugar la crucifixión de Cristo— los planetas Saturno, Urano, Júpiter, la Tierra y Venus se alinearon formando una figura similar a un hombre crucificado. «No son pocos los estudios que indican con precisión la fecha [de la muerte de Jesús]: la Biblia, los calendarios, las condiciones astronómicas, incluso la geología», señaló en un comunicado el historiador de la Universidad de Wisconsin-Madison Miguel Antonio Fiol.

Ahora, y tomando como referencia la fecha que señalan muchos historiadores, el 3 de abril del año 33, el historiador explica cómo los anillos de Saturno tenían el aspecto de un halo o de una corona de espinas colocada sobre la cabeza de Jesús. Urano y Júpiter parecen representar las manos, mientras que la Tierra y Venus forman los pies. «Incluso a primera vista, yo sabía que se parecía a la crucifixión», agregó Fiol en una entrevista al Ghospel Herald. «Pero me tomé tiempo para descubrir todos los paralelismos posibles». El investigador dice que la alineación planetaria se inició a mediados de marzo y se prolongó hasta mediados de abril del año 33. La misma alineación se produce una vez cada 333 años, por lo que fue observada seis veces entre el año 0 y el 2000.

LA GACETA