La Guardia Civil, en una operación coordinada llevada a cabo entre los días 10 y 17 de enero, ha desarticulado un total de trece centros de producción de marihuana situados en diferentes localidades del área metropolitana de Granada en lo que ha sido denominado por este cuerpo como una intervención antidroga de «alto impacto» en la que se han intervenido 4.136 plantas y están investigadas 16 personas.

Una de las operaciones llevadas a cabo por agentes del área de investigación de la Guardia Civil de Maracena tuvo lugar en Albolote, y en ella se incautaron de un total de 667 plantas de marihuana y procedieron a la investigación de tres personas como presuntos autores de un delito de cultivo y elaboración de drogas. Asimismo también se les investigó por un delito de defraudación de fluido eléctrico pues con el apoyo de los técnicos de Endesa se pudo constatar que en dicho centro había una acometida ilegal a la red.

Igualmente los agentes del área de investigación de la Guardia Civil de Maracena, en esta ocasión en la localidad de Cájar, y en colaboración con la Policía Local del municipio, procedieron a la desarticulación de un centro de producción de marihuana en la que incautaron 317 plantas de cannabis sativa, además de un revólver y una escopeta.

Una persona ha sido investigada como presunto autor de un delito de cultivo y elaboración de droga, así como por un delito de defraudación de fluido eléctrico al constatar una vez más los técnicos de Endesa la existencia de una acometida ilegal a la red, según detalla en una nota de prensa el Instituto Armado.

Agentes del Puesto de la Guardia Civil de Deifontes fueron los encargados de desarticular otros tres centros de producción de marihuana. Un total de 369 plantas de cannabis fueron incautadas y tres personas investigadas por delito de cultivo y elaboración de droga y por defraudación de fluido eléctrico por encontrarse acometidas ilegales a la red.

En la localidad de Pinos Puente, agentes de la Guardia Civil de este municipio procedieron a la desarticulación de tres centros de producción de droga. Incautaron 1820 plantas de marihuana y procedieron a la investigación de cuatro personas por los delitos de cultivo y elaboración de droga y defraudación de fluido eléctrico.

Por último, los agentes del área de investigación de Atarfe desarticularon cinco centros de producción de marihuana en la localidad de Colomera. Entre los cinco centros se incautaron un total de 848 plantas y se investigó a cuatro personas como presuntos autores de un delito de cultivo y elaboración de drogas y otro de defraudación de fluido eléctrico.

Además, en la marco de esta operación también se procedió a la investigación de una persona por un delito de tráfico de drogas, al ser sorprendida por agentes de la agrupación de tráfico de la Guardia Civil de Granada con 115 plantas de marihuana en el interior del vehículo que conducía.

Redacción