• La lancha interceptada portaba 22 fardos con sustancia estupefaciente y se encontraba pertrechada con el material necesario para su posterior alijo
  • La intervención fue realizada en las proximidades de las islas occidentales por el buque ‘Cóndor’ del Servicio de Vigilancia Aduanera, en el transcurso de las labores de patrulla y vigilancia que tiene encomendadas
  • Como resultado de la operación fueron detenidos sus cuatro tripulantes, de distintas nacionalidades, entre ellos un ciudadano español

Agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con la Agencia Tributaria y la Guardia Civil, han intervenido una embarcación semirrígida con 500 kilos de cocaína en aguas cercanas a Canarias.

La operación tuvo lugar el pasado 5 de enero, cuando funcionarios de Vigilancia Aduanera embarcados en el patrullero ‘Cóndor’ de la Agencia Tributaria, en el ejercicio de sus funciones de prevención y represión del contrabando y narcotráfico, iniciaron a las 00:30 horas navegación de patrullaje al suroeste de las islas. La actuación se desarrolló en colaboración con el CITCO (Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado) y el MAOC-N (Centro de Análisis y Operaciones Marítimas en materia de narcotráfico).

Tras un intenso ejercicio de búsqueda, a las 14:30 horas del mismo día, el patrullero localizó en aguas próximas a la isla del Hierro una pequeña embarcación neumática con motor fueraborda con rumbo al sur de las islas Canarias que levantó sospechas por estar fuera del espacio marítimo propio de este tipo de embarcaciones y que, al aproximarse el ‘Cóndor’, inició una maniobra de evasión.

Finalizada la persecución de la embarcación, se procedió a su abordaje por los funcionarios del patrullero, que encontraron a simple vista un número considerable de bolsas que contenían cocaína. Además, se detectaron diversos elementos de pertrecho como bidones de gasolina, víveres, etc.

En total fueron aprehendidos 22 bultos, repartidos entre sacos de arpillera y bolsas impermeables, cuyo peso bruto total ascendió a 519 kilos. La tripulación de la embarcación intervenida, compuesta por un ciudadano de nacionalidad española, uno de nacionalidad colombiana y dos de nacionalidad marroquí, fueron detenidos y trasladados junto con la carga hasta el patrullero ‘Cóndor’ para su custodia, dado el precario estado de la embarcación interceptada.

Al día siguiente, una vez atracados en el puerto de Las Palmas, un equipo conjunto de Policía Nacional, Vigilancia Aduanera y Guardia Civil procedieron a la descarga de los efectos intervenidos y a la puesta a disposición judicial de la sustancia estupefaciente y los cuatro detenidos. La causa está siendo instruida por el Juzgado Central Nº 1 de la Audiencia Nacional.

Redacción