WhatsApp Image 2018 03 31 5

El día 29 de marzo, miembros de la Guardia Civil volvieron a ser protagonistas por segunda año consecutivo del solemne traslado del Trono de Jesús el Abandonado, de la Cofradía de las Cinco Llagas, a partir de las 5:00 horas de la tarde desde la iglesia de San Cayetano de Palma, como acto previo para dirigirse a la Iglesia de la Anunciacion (La Sangre) durante la procesión del Jueves Santo.

Esta cofradía, que tiene su origen en 1917 por lo que el año pasado cumplió su centenario, tiene su sede en la iglesia de San Cayetano Sagrado Corazón y en la actualidad cuenta con 87 cofrades.

La presencia de miembros de la Guardia Civil portando al Cristo se debe según ha explicado el vicepresidente de la cofradía, Juan Francisco Gálvez, a que “el pasado año, por una serie de circunstancias, nos quedamos sin costaleros y tras entrevistarnos con la Guardia Civil nos dijeron que estarían encantados de llevar la talla del Cristo durante la procesión”. Desde entonces, la Cofradía cuenta con 26 guardias civiles porteadores, más 10 de repuesto, lo que hacen un total de 40 guardias civiles que de forma voluntaria han accedido a portar el Trono de Jesús el Abandonado.

WhatsApp Image 2018 03 31 10

A las cinco de la tarde del pasado Jueves Santo, la Cofradía de las Cinco Llagas sacaba en primer lugar su paso La Lanzada, el cual se mueve de forma mecánica, inmediatamente después se producía la salida del Trono de El Abandonado para, seguidamente salir la imagen del citado Cristo, portada en posición horizontal por ocho miembros del Benemérito Cuerpo de la Guardia Civil, mientras sonaban los acordes del Himno Nacional.

Una vez que El Abandonado fue instalado en su Trono, los guardias civiles porteadores entonaban el Himno de la Guardia Civil.

A continuación se dirigieron con paso ordinario hacia la iglesia de la Sangre, donde aguardaron allí hasta la hora de salida de la procesión, aproximadamente sobre las 22:15h.

La parada más emotiva de este paso se produjo al bajar la cuesta de La Sangre, donde se honró la memoria de las victimas de los ultimos atentados de Cataluña y de los guardias civiles asesinados a manos de ETA en el cuartel de Palmanova en el año 2009 y donde los guardias civiles que portaban el Trono entonaron la “Muerte no es el Final”, CARLOS SAÉNZ DE TEJADA GARCÍA y DIEGO SALVÁ LEZAUN, asesinados por ETA en 2009 en Palma Nova, y donde realizaron una levantada en su honor.

WhatsApp Image 2018 03 31 9

La historia del Cristo crucificado viene de lejos pues tal y como relata Juan Francisco Gálvezes un talla del siglo XVI que estuvo durante muchísimo tiempo en un almacén del Obispado y posteriormente fue traída a la iglesia de San Cayetano por los frailes  teatinos”.

La colaboración de los guardias civiles de Palma de Mallorca con esta Cofradía comenzó el pasado año, año en que celebraron su centenario y en el que se encontraron sin costaleros para portar el Trono de Jesús el Abandonado, pidiendo entonces ayuda a la Guardia Civil, cogiendo ese testigo el cabo Soto, destinado en el Servicio de Policía Judicial de la Comandancia de Palma, que enterado del problema de la Cofradía quiso ayudar a solucionarlo.

WhatsApp Image 2018 03 31 11WhatsApp Image 2018 03 31 12WhatsApp Image 2018 03 31 at 10.04.09WhatsApp Image 2018 03 31 5WhatsApp Image 2018 03 31 2WhatsApp Image 2018 03 31 4WhatsApp Image 2018 03 31 6WhatsApp Image 2018 03 31 7WhatsApp Image 2018 03 31 8WhatsApp Image 2018 03 31 1WhatsApp Image 2018 03 31 3