Expertos atribuyen la rápida propagación del fuego al poliuretano que cubría la fachada.

Redacción, José Ignacio Rentero Vicente

Alrededor de la medianoche, las imágenes de un dron han permitido observar los restos de al menos cuatro personas y el subdirector de Emergencias, Jorge Suárez, ha confirmado el fallecimiento de estas personas. Aún no se sabe cuándo se podrá acceder a la estructura así que por el momento la labor de los bomberos se concentra en enfriar el edificio.

El balance de víctimas puede variar en el transcurso de las siguientes horas porque hay varias personas desaparecidas, según la información de la prensa local. Además de las cuatro víctimas mortales, se ha confirmado que hay 19 personas desaparecidas desde que inició el fuego.

La rapidez con que las llamas se han extendido, se debe a que la propagación se ha producido a través de la fachada, que estaba construida de un material combustible, y al viento, según ha explicado a el catedrático del departamento de Ingeniería Civil de la Construcción y de Proyectos de Ingeniería Civil de la Universitat Politècnica de Valencia, Antonio Hospitaler.

En concreto, según la especialista que peritó el edificio hace unos años, Esther Puchades, la fachada contenía poliuretano, que es altamente inflamable, «y eso es lo que ha ocasionado que el edificio ardiera en menos de media hora», ha señalado en declaraciones a À Punt.

 

Fuente : 20minutos