El Concierto para violín en re Mayor, Op. 35, compuesto por Piotr Ilich Chaikovsky en 1878, es una obra de la época romántica y uno de los conciertos para violín más populares. También está considerado como uno de los más difíciles para ese instrumento. 

«El Concierto en re para violín y orquesta de Chaikovski deja dos impresiones imborrables: la del virtuosismo inherente a su factura y la de la belleza de sus melodías. Curiosamente, estos mismos elementos fueron motivo de controversia acerca de los méritos del concierto poco después de su estreno en 1881.

Hubo solistas que lo rechazaron por considerar que la técnica requerida para su ejecución constituía un atropello al instrumento (caso de Leopold Auer a quien el compositor dedicó la obra originalmente) y hubo críticos que cuestionaron la validez de todo su contenido. Estos últimos, acostumbrados al pensamiento musical, complejo en su estructura, de los conciertos de Beethoven y Brahms tuvieron dificultades en adaptarse al lenguaje directo de Chaikovski, inspirado en el gusto por el sonido brillante, las oleadas de emoción y cierto toque rústico en la forma.

Chaikovski, pianista de formación, escribió su primera obra para violín solo en 1875, la Serenata melancólica, dedicada a Leopold Auer. La Serenata preconiza el ambiente del Concierto, el cual fue concebido en Suiza, durante una estadía de Chaikovski en Clarens, en la primavera de 1878. Para esta versión del concierto, el compositor pensó en un movimiento lento convencional que luego reemplazó por la Canzonetta actual. Para esta época, el compositor se reponía anímicamente de un matrimonio breve y traumático, pero gozaba del patrocinio generoso de Nadezhda von Meck, una mujer adinerada quien nunca conoció a Chaikovski, pero cuyo apoyo generoso permitió al compositor vivir cómodamente de la composición durante muchos años.

El Allegro moderato acusa dimensiones y formas clásicas. Se inicia con una introducción breve, de carácter lírico en donde apenas se intuyen las melodías que componen el resto del movimiento; no es una introducción dramática, pues el solista la completa con un pasaje cadencioso y ornamental. Desde este momento en adelante, se suceden diversas melodías unidas en torno al hilo formal generado por los cambios de dirección anímica. El segundo movimiento se inicia con gestos un tanto severos. Aunque descrito como una Canzonetta, se asemeja más a un coral que a una canción ligera, por su escritura homofónica y movimiento pausado. Se inicia con un pasaje en acordes ejecutado por las maderas acompañadas por las trompas. Luego el solista entona una melodía de carácter tradicional ruso con un acompañamiento sencillo. Debido a su corta duración y su ambiente relativamente tranquilo, la Canzonetta sirve como puente entre el primer y el tercer movimiento, inspirado este último en temas rusos tradicionales que se prestan para ser desarrollados mediante variaciones múltiples en la orquestación, el ritmo y la melodía misma. El movimiento final cierra todo el concierto con broches de energía y brillo.

Es una obra maestra atemporal, la cual podrás disfrutar gracias al concierto ofrecido por el director de orquesta Rossen Milanov y al violinista Blake Pouliot con la Orquesta Filarmónica de España.

Un evento benéfico en favor de la APHGC – Asociación Pro Huérfanos de la Guardia Civil.

Lugar: Teatro Monumental de Madrid
Fecha: 28 de octubre de 2023
Hora: 19:30

Las entradas pueden adquirirse en: https://www.entradas.com/event/tchaikovsky-violin-concierto-gala-maelicum-teatro-monumental-17367918/

Por la calidad y virtuosismo de la obra y por el carácter benéfico de este concierto, como director de Benemérita al día y melómano aficionado os recomiendo muy vivamente dentro de vuestras facilidades la asistencia.

Redacción
Albert Mesa Rey
Soldado Enfermero de 1ª (rvh)
Director de Benemérita al Día