Un agente de la Guardia Civil ha salvado la vida a una niña de 7 años cuando se atragantaba con un caramelo. Los hechos sucedieron hace unos días en Tomelloso mientras el agente se encontraba fuera de servicio dando un paseo con su familia.

El guardia civil se percató de que una niña de aproximadamente 7 años de edad se estaba ahogando con un caramelo mientras su madre, que se encontraba a escasos metros de ella, pedía auxilio. El agente le realizó a la menor la maniobra de Heimlich.