guardia civil

El director general de la Guardia Civil, Félix Azón, ha aprobado una sanción de un mes de empleo y sueldo para la guardia civil Pilar Villacorta, que se negó a utilizar un chaleco antibalas masculino durante la realización de un ejercicio de tiro.

El caso se remonta a 2016, cuando esta cabo primero, junto a dos compañeras de la Guardia Civil, aseguran que fueron obligadas por el coronel jefe de la Comandancia de Cantabria a usar chalecos antibalas no adaptados a la complexión femenina. «¿Cómo se sentiría con un tanga?», espetó entonces Villacorta a su superior.

Estas palabras supusieron la apertura de un expediente en el que se solicitaba una sanción de tres meses sin empleo y sueldo, que finalmente ha quedado reducida a un mes de empleo y sueldo.