Un policía local de Benidorm y su hijo, policía nacional en prácticas, han sido detenidos junto a otras cuatro personas por un presunto delito de organización criminal, tráfico de drogas y revelación de secretos después del hallazgo de un alijo de 250 kilos de hachís camuflado en el doble fondo de una furgoneta en la localidad alicantina de Alfaz del Pi.

Según ha adelantado el diario Información, el policía nacional en prácticas detenido, destinado en Madrid y que iba a jugar su cargo en los próximos días, fue arrestado por agentes de Asuntos Internos. Al mismo tiempo, agentes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) arrestaron a su padre en Benidorm, así como a su novia, también implicada.

De acuerdo con esta información, los investigadores lograron interceptar una furgoneta procedente de un ferri que partió desde Melilla, que pretendía llegar a la zona alicantina de El Albir. El vehículo tenía un doble fondo en el que guardaban cerca de 250 kilos de hachís.

En cuanto al padre, el Ayuntamiento de Benidorm ha tomado la decisión cautelar de suspenderle de sus funciones y retribuciones como policía local después de que el juzgado de Instrucción número 1 de la misma ciudad decretara su ingreso en prisión.

Las pesquisas capitaneadas por la UDYCO en la Comisaría de Málaga se encuentra judicializada en un juzgado de la ciudad de la Costa del Sol, donde las diligencias permanecen bajo secreto de sumario y sin haber revelado más detalles sobre el desarrollo de la operación antidroga.

Fuente :ABC Comunidad Valenciana