URUE A 5 6 2016 VALLADOLID

Hoy desayunamos con una amiga de Carmen que vive en Palencia y después camino a Madrid seguimos haciendo turismo, ésta vez vamos a Urueña, primera Villa del Libro de España desde 2007, motivo por el que está incluida dentro de la red de Villas del Libro del Mundo. No se exactamente cuantas librerías hay, pero entre 15/20 aproximadamente. Os dejo plano del pueblo con sus monumentos y librerías.

Me gusta hacerme fotos con los carteles a la entrada de los pueblos y ciudades que visito.

Nada más llegar ya vemos ambiente de coches, con lo cual habrá gente. Aparcamos cerca del castillo, en Travesía de la Laguna, el parking es gratuito y al lado de las murallas están estas letras.

La muralla que rodea la ciudad es de los siglos XII y XIII. La muralla conserva dos puertas, la principal llamada Puerta del Azogue y la de Arco de la Villa. Construida sobre los restos de una antigua cerca romana, la muralla medieval de Urueña es la mejor conservada de toda la provincia de Valladolid. Por sus dimensiones destaca el Torreón de Doña Urraca, también conocido como Peinador de la Reina. Se encuentra dónde se unen el castillo y la muralla y es el punto más alto de todo el conjunto.

Entramos por la Puerta del Azoque que da directamente a la única iglesia del pueblo. Construida entre los siglos XVI y XVIII, en estilo gótico en su ábside, renacentista en su nave y una reforma barroca incompleta. El interior cuenta con un retablo de 1671 y un Cristo y la pila bautismal de la antigua parroquia de San Andrés. Su advocación actual es el de Nuestra Señora de la Asunción, llamándose tradicionalmente Santa María del Azogue por ser éste el sobrenombre que tenía la primitiva parroquia sobre la que se asienta.

La historia de esta villa nos traslada hasta los primeros asentamientos vacceos, fue romanizada a principios de nuestra era y cristianizada sobre el siglo X. Fue cabeza de Infantado de Valladolid en los siglos XII al XIV. En 1876, la villa sufrió un terrible incendio que destruyó medio pueblo. El Ayuntamiento quedó totalmente devastado y con él todos los archivos. Vamos por la calle Cuatro Esquinas hasta la Plaza Corro de San Andrés. En esta plaza se encuentran dos de las casonas blasonadas más significativas de la villa,

La Casa de Manuel Pérez Minayo y la Casa de los Isla. El Conjunto Histórico de Urueña se caracteriza por la presencia de antiguas casonas nobiliarias, que aún ostentan en sus fachadas los escudos familiares de sus antiguos propietarios. Un claro ejemplo de ello es la Casa de Manuel Pérez Minayo. El edificio fue construido en el siglo XVIII en piedra y consta de dos plantas de altura. En su fachada de piedra puede verse el escudo de armas de la familia Minayo y el escudo episcopal sobre la portada, ya que Manuel Pérez-Minayo fue obispo de Badajoz en 1755. La Casa de los Isla, es la más antigua de la villa y fue construida en el siglo XVI.

En las calles del pueblo te puedes encontrar párrafos de libros escritos como éste.

Detrás de la plaza se encuentra el Centro e-LEA Miguel Delibes, que cuenta con un Área Expositiva, un Área Pedagógica y un Área de Investigación y Documentación. Entramos pero como no había nadie en el mostrador nos vimos la exposición gratis, luego mi amiga escuchó a una persona que había que pagar, y a la salida vimos que era 1 euro la entrada, bueno pues eso que nos ahorramos. La exposición es muy interesante y te teletransporta a los recuerdos de la infancia 

En casa tengo un fajo de billetes de estos y muchas monedas antiguas, lo mismo soy millonaria y estoy en casa tranquila escribiendo diarios y un año en ERTE 

Nos ha encantado recordar nuestra niñez y por 1 euro la entrada merece la pena y si os sale gratis como a nosotras, pues más, jajajajajaja.

En la misma calle que el museo, al final, se encuentra la Boutique del Cuento, que tiene una fachada preciosa pintada. En la tienda puedes hacer un recorrido por los cuentos clásicos, las fábulas e incluso los cuentos orientales. Se pueden ver cuentos de todo el mundo y de varias épocas. Nosotras no vimos nada, sólo por las ventanas porque estaba cerrado 

Salimos del recinto amurallado y vemos un memorial al ciclista Jesús Negro de Paz y otros ciclistas muertos en accidente de tráfico, se encuentra en la calle Cubo Nuevo que además tiene unas vistas al campo preciosas

Podemos ver lo bien que se conservan las murallas que antaño también fueron utilizadas como prisión. Entre sus muros sufrió condena, entre otros, el Conde Pedro Vélez, que murió de una forma peculiar al ser encontrado en amoríos con una prima del rey Sancho III el Deseado.

Volvemos a entrar a la villa y seguimos callejeando hasta llegar a la calle Catahuevos, el porqué de éste nombre tan curioso, lo explica en la placa 

Detalle que te encuentras en una de las fachadas.

Al final de la calle Catahuevos, llegando a la muralla, está el Mirador el Roto, conocido así por abrirse una puerta en medio de la muralla. Desde ella se puede ver unos terrenos conocidos cómo la Huerta de los Judíos, única referencia existente a la aljama de hasta 18 familias judías que existió en la villa en el siglo XV.

Accedemos al adarve de la muralla por una de las varias escaleras que se encuentran a lo largo del recinto amurallado. Paseamos, nos hacemos fotos y contemplamos el precioso paisaje que se antepone a nuestros ojos, menudo contraste de colores hay en los campos. Si queréis verlos en pleno colorido os recomiendo venir entre marzo y principios de junio, en plena efervescencia primaveral, todo un espectáculo lleno de color 

Bajamos de la muralla y vemos a nuestro paso más librerías, que la mayoría tienen algún rincón dedicado a grandes literatos, cómo el corrillo de Hans Christian Andersen o dibujos en la fachada.

De camino al coche seguimos bordeando la muralla y nos encontramos con la Puerta de la Villa, era la entrada principal antiguamente. Es un arco de medio punto que antiguamente portaba las armas de los Girón, Condes de Urueña y señores de la villa. Aún conserva la ranura central para introducir la reja y huecos para los goznes de las puertas. Al abrirse hacia el páramo, carece del sistema defensivo que encontramos en la Puerta del Azogue.

Unos metros más adelante, llegamos a una preciosa torre que se encuentra junto al Hotel Rural Pozolico.

Vamos terminando nuestro paseo llegando a la Torre de Doña Urraca o Peinador de la Reina. Es una torre defensiva, semicircular, construida en sillería en el siglo XII, como punto de unión del castillo con la muralla. En esta fortaleza residieron personajes muy influyentes de la historia castellana, como la reina Doña Urraca. Además, María de Padilla fue recluida en el castillo a mediados del siglo XIV por su amante Pedro I el Cruel, quien la visitaba cuando estaba desposado con Blanca de Borbón. En el 2018 tenían pensado hacer un mirador en esta torre, imagino que a fecha de hoy ya se podrá visitar, tendré que volver porque se nos pasó visitar la Ermita Románica de la Anunciada ya tengo excusa para volver y visitar otras cosas de la zona y del pueblo que seguro que se nos quedaron en el tintero 

Salimos de las murallas y vamos hacia el coche pero remato haciendo alguna foto más a las murallas y la laguna que se forma delante del castillo. La laguna era antiguamente un gran foso que tenía doble función, recoger el agua de la lluvia con la que luego se abastecía a la población. Recientemente se ha recuperado este entorno aunque de forma artificial, excavando el terreno y rellenándolo con agua depurada. En los alrededores hay una zona de picnic. El castillo no se puede visitar por dentro ya que hoy día es el cementerio municipal, que si tienes la suerte de pillarlo abierto, pues entonces sí.

Seguimos camino de Madrid pero como somos dos culos inquietos viajeros, volveremos a parar para ver más lugares, así no llegamos nunca a Madrid 

TEXTO Y FOTOS: MONTSE CASCALES