El Ejército del Aire y del Espacio está de celebración este 10 de diciembre, al ser el día en el que conmemoramos a la Virgen de Loreto, patrona de as Fuerzas Aéreas españolas y de otros países latinos. De hecho, se cumple precisamente un siglo desde que el Papa Benedicto XV declarara a esta Virgen como patrona de todos los los aeronautas. Fue un el 24 de marzo de 1920.

La leyenda de la Virgen de Loreto

El motivo por el que la Virgen de Loreto está vinculada al aire, se remonta a finales del siglo XII. La tradición cristiana establece que en 1191 los cruzados, que habían logrado conquistar la ciudad de Acre y que gobernaban Palestina, protegían la casa donde vivió la Virgen María junto con Jesús y San José.

Ante la invasión de Palestina por parte de los mamelucos, los cristianos se vieron obligados a trasladar la casa un siglo más tarde, en 1291. Según la versión popular, aquel traslado fue posible gracias a los ángeles, que desplazaron la casa volando cruzando el Mar Mediterráneo y el Mar Adriático y la depositaron en Dalmacia (Croacia). De ahí que la historia se vincule a los aviadores.

Los habitantes de Dalmacia no entendían cómo era posible que la casa se hubiese trasladado hasta allí. No obstante, pronto descubrieron que era la Santa Casa, ya que la Virgen se apareció a un sacerdote que se encontraba muy enfermo y le contó el milagro. El hombre se sanó inmediatamente y extendió la historia a todo el pueblo.

Tres años más tarde, el 10 de diciembre de 1294, la Santa Casa fue nuevamente trasladada por los ángeles a Italia, entre un bosque de Laureles. De ahí el nombre de Loreto (lugar poblado de laureles en latín). Pero tampoco fue su ubicación definitiva y los ángeles la desplazaron a otro lugar, sin bosque de laureles a la vista, del municipio llamado Loreto en la actualidad.

Posteriormente, el Papa Benedicto XV declaró a Nuestra Señora de Loreto patrona de todos los aeronautas. El 7 de diciembre de 1920, el Rey Alfonso XIII puso a la Virgen de Loreto al amparo del Servicio de Aeronáutica Militar, antepasado del Ejército del Aire.

Oración a la Virgen de Loreto

Salve, Madre, Salve, Reina del Cielo,
de la hermosura una estrella,
de la pureza el fulgor,
fuente del más puro amor,
nuestra esperanza está en ella,
Salve, Madre, Salve, Reina del Cielo.
Si nuestras alas se quiebran,
al final de nuestro vuelo,
antes de llegar al suelo,
tus brazos con amor se abran,
Salve, Madre, Salve, Reina del Cielo.

Redacción