Benemérita al Día realizó el pasado 13 de octubre una visita al Museo del Guardia Civil de Navas del Rey y entrevistó D. Ángel Bravo Hernández, que es su fundador, conservador y propietario.

El municipio

El municipio de Navas del Rey se sitúa en el suroeste de la Comunidad Autónoma de Madrid, dentro de la comarca de la Cuenca del rio Alberche, está situada en una zona de transición entre la Sierra del Guadarrama y la Sierra de Gredos, lo que la hacen ser una zona idónea para realizar turismo rural.

Actualmente Navas del Rey, es uno de los pueblos de la Sierra Oeste de Madrid que más desarrollo y crecimiento está experimentando, con alrededor de unos 3.000 habitantes y con una densidad de población de 38 hab./km2.

El término municipal de Navas del Rey está bañado por diversos arroyos entre los que destacan el arroyo de Valdezate, el arroyo de Valgranado, el arroyo del Barranco del Fresno, etc. que desembocan en el río Alberche. Además, el río Cofio discurre por un pequeño tramo del límite noroeste del municipio, justo antes de su desembocadura en el embalse de San Juan. Este punto es un lugar de gran valor paisajístico y ecológico que merece la pena visitar.

El Museo

 

El Museo del Guardia Civil es un proyecto social que parte de la iniciativa altruista y particular de D. Ángel Bravo Hernández. Su dirección Postal es: Paseo del Castillo Enrique IV, nº 2 y 4 , 28695 Navas del Rey  (Madrid) y su página web es: https://museo-del-guardia-civil.webnode.es/visitas-al-museo

Es un museo que nace gracias a la colaboración de los Agentes del Cuerpo y del apoyo del Excelentísimo Ayuntamiento de Navas del Rey, que tras el rechazo de varios ayuntamientos, acogió el proyecto con todos los gastos que esto conlleva.

El Museo del Guardia Civil tiene un alto número de visitas y estimula al personal que lo atiende a seguir estudiando y mostrando lo que es la institución de la Guardia Civil desde el punto de vista gráfico, histórico, humano y profesional. Es por ello que en lugar de denominarse el “Museo del Guardia Civil” debería llamarse “Museo de los Guardias Civiles”, puesto que son ellos los que lo han hecho posible.

Es de destacar que en la amplia colección del museo no haya armas. Todos los objetos del Museo están encaminados a mostrar el alto valor del Instituto que hace honor a su título de BENEMERITO.

Todo el material que se expone ha sido usado en misiones, rescates, intervenciones especiales e incluso atentados terroristas. Por expreso deseo de familiares, descansan en el Museo junto con los recuerdos de los fallecidos en acto de servicio.

ELLOS DIEROS SU MAYOR TESORO PARA QUE NOSOTROS PODAMOS VIVIR EN PAZ, QUE ES LA PROPIA VIDA.

 

Entrevista con D. Ángel Bravo Hernández

La entrevista se realizó mientras D. Ángel y yo realizábamos una detallada visita guiada al Museo.

Benemérita al Día: ¿Como nace la idea de este Museo?

Ángel Bravo Hernández: Esto nace un 16 de febrero en el sofá de mi casa y le digo a mi mujer: “se me está pasando una idea por la cabeza”. Es hacer un pequeño museo en la bodega de casa, una bodega chiquitita, será hacer cuatro uniformes, un rotativo, un alcoholímetro, etc. Lo que pretende ser un pequeño homenaje a la Guardia Civil.

Yo administro el Grupo de la Guardia Civil de Tráfico donde entonces había 798 agentes, ahora hay más de 3000 y les digo: “¡Chicos! ¿qué os parece si hago un museo en casa?” y respondieron: “Angelillo, hazlo que te vamos a ir mandando material”. Yo calculaba 4 o 5 uniformes. La primera semana no recibí nada, la segunda semana tampoco, la tercera semana una locura de paquetes de correos, mensajeros y más y más envíos, ¡una locura!

Empezamos a abrir cajas, uno te enviaba 4 pantalones, otro dos camisas… si yo decía: “me faltan corbatas” enseguida alguien respondía “yo te las envío desde Ciudad Real”, me faltan tricornios: “yo te los envío desde Valencia”, “Te envío una caja de zapatos y botas desde Barcelona” … y comenzamos a montar uniformes. Cuando ya llevábamos 22, me dije; esto es una preciosidad y hay que darle vida a todo esto, aparte que ya se nos ha ido de las manos.

Comenzamos dos caminos: Uno con la Dirección General de la Guardia Civil para solicitar los correspondientes permisos y otro buscar un Ayuntamiento que confiara en el proyecto y que mantuviera el museo, ya que, dado que es “sin ánimo de lucro”, no se cobraría entrada, ni recibiría subvenciones.

Se ofreció el proyecto a varios Ayuntamientos de la zona que en principio se mostraron interesados pero que dieron largas a un compromiso en firme.

Una tarde llamé al Acalde de Navas de Rey, le expuse la idea, es un proyecto seguro que puede dar vida al pueblo. La repuesta no pudo se más positiva y en 24 horas ya estábamos reunidos y viendo el edificio que alberga la oficina y la primera parte del Museo. Era un edificio que se estaba en desuso, había sido la casa del médico y el primer edificio del centro de salud. Era un edificio que había sido usado para distintos usos sociales.

Se hizo un proyecto a la Comunidad de Madrid que asignó 49.000€ para la reforma y adecuación del edificio. Hubo que tirar todo el falso techo para enrasar, pero al tirarlo se descubrió esa joya que se puede observar: esa estructura de madera que conforma el techo. El Ayuntamiento se encargó de limpiarlo y restaurarlo y el aspecto es el que se puede observar en la visita. Es una de las joyas del edificio junto al cuartel que está aquí al lado. Es un edificio histórico de más de 140 años.

El Museo nace aquí. Formamos una isla central donde teníamos las unidades para diferenciarlas un poco, pero estaba comprimido. Durante los dos primeros años fue muy bien, nos visitaron más de 7.000 personas, pero el espacio se había quedado pequeño. Se habló con el Ayuntamiento y se buscó una solución con la nave aledaña donde tenemos coches, motos de tráfico, una moto de agua, etc.

El Museo crece a pasos agigantados, pero lo más importante es la viveza que le dan los visitantes. Los visitantes se desplazan a un pueblo a 45 Km de Madrid que recibe más de 15.000 visitas, que ha recibido 42 premios a nivel nacional. El cariño con el que nos tratan por toda España es muy de agradecer. Nos han visitado tanto personas del Cuerpo como personas ajenas al él. Nos ha visitado la cúpula del Estado Mayor de la Guardia Civil, toda la unidad de NRBQ de los Tedax y al final eso es la vida que le va dando a este proyecto ilusionante haciendo un caminito que va mostrando ese lado humano de la Guardia Civil.

BaD: ¿Cuál es tu vinculación con la Guardia Civil?

ABH: Mi vinculación es a través de la Asociación de Huérfanos de la Guardia Civil. Yo entré con el capitán Antonio Huertos. Comencé a trabajar en las redes, me hizo vocal de la junta directiva y a partir de ahí comenzamos una amistad, muy buenas relaciones. Acompañaba a la Unidad de Seguridad Vial de la Vuelta Ciclista a España, haciendo un reportaje. Cuando hay un ahogado en el Pantano de San Juan acompaño a los GEAS, con reportajes del trabajo sensacional que realizan. Era como ir entrando y generando una confianza y relación que ha sido mutua y muy estrecha. Como ellos siempre me dicen: “Tú eres aquí uno más”.

BaD: ¿Cuáles serían las proyecciones del Museo a futuro?

ABH: Desde luego es ir ampliado el Museo. Ya hay dos edificios. El primero es donde tenemos toda la parte histórica y documental. En el otro edificio tenemos todo lo referente a las Unidades Especiales y lo moderno de la Guardia Civil. A través de un audio, mostramos las actividades de estas unidades. Como dicen los chavales que nos visitan: “Lo way de la Guardia Civil”.

BaD: Dado que el museo no recibe subvenciones ni cobra entrada y depende exclusivamente del soporte del Ayuntamiento ¿Hay temor o preocupación por la posibilidad de cambios políticos en el consistorio?

ABH: Así es. Nosotros tenemos un convenio por legislaturas firmado con el consistorio. El Alcalde no quiere cargar con compromisos en el caso de un relevo. Sin embargo, creo que el trabajo que se está realizando en favor del pueblo de Navas de Rey es encomiable, el pueblo quiere al Museo y es un motivo de visitas que luego se traduce en la economía, en  restaurantes y comercios, repostaje de combustible, periódicos, etc. Antes era un pueblo con una “determinada” economía. Hoy es el pueblo del MUSEO que se ha convertido en un importante bien turístico para Navas del Rey.

 

Si vamos a la Escuela de Mérida con el Alcalde, nos dicen: “Estos son los del Museo de Navas del Rey” Nuestro Alcalde se siente halagado porque su pueblo suena a más de 300 Km.

El próximo sábado 22 de octubre vamos a celebrar el 5º aniversario del Museo con un acto abierto a todo el publico en el que van a participar todas las asociaciones culturales del pueblo. A las 10 y durante toda la mañana habrá actuaciones de las asociaciones rocieras, de sevillanas, rondalla, habrá un vino español para pasar una mañana festiva. El Museo tendrá una jornada de puertas abiertas, pero no habrá visitas guiadas. Que pasen, que vean el Museo y animarlos a que vengan otro día para una interesantísima visita guiada que dura unas 2 horas.

Curiosidades que se puede ver en el Museo

Todo en el Museo es una importantísima muestra de múltiples aspectos de la Benemérita. Tanto todos aquellos que son del Cuerpo, aman a la Guardia Civil o simplemente estén interesados en la historia, tienen pendiente una vista al Museo, si aún no lo han visitado.

Podemos ver, por ejemplo: sobres de nómina, una tarjeta del teniente coronel Tejero, el permiso de matrimonio de un Guardia Civil (era obligatorio ese permiso), diferente documentación de importancia histórica. También una colección de la evolución de los uniformes a través del tiempo, el tricornio, que curiosamente en ningún documento oficial se menciona como tal. Se habla de la prenda de cabeza, sombrero de picos, pero nunca como “tricornio”. También se muestra “la Caimanera”, la funda de pistola que lleva tanto tiempo como el tricornio. Por eso a los veteranos de la Guardia Civil les dan el apodo de “Caimanes” porque llevan tanto tiempo como la “caimanera” y el tricornio. Hay diversos banderines de misiones internacionales, el estandarte del coronel Morales, etc.

Un objeto muy valioso es el Reloj de oro que regaló el Rey de Marruecos Mohamed V al Guardia Civil D. José González Rodríguez es una historia que merece ser oída de labios de D. Ángel.

Un escultor de Autilla del Pino (Palencia) que ha tenido la gentileza de tallar y donar al Museo unas piedras con motivos de la Benemérita.

Se pueden ver los uniformes de gala, donde los de los hombres montan a un lado y los de las mujeres al lado contrario. Distintos pines, botonera de la Casa de Su Majestad el Rey y del Generalísimo Franco. El uniforme de “Polillas” para la Primera Comunión, también condecoraciones importantes.

Un apartado importante del Museo está dedicado al coronel Comitre, Jefe de la Comandancia de Marruecos. Fue un personaje importante para evitar que se invadieran las costas Españolas en África. Se puede ver su uniforme, su maleta de material data de 1929 donde ya viajaba como alférez del escuadrón y la fusta desmontable.

Continuar enumerando todos los valiosos objetos de Museo sería hacer espóiler. Desde el Circulo Ahumada -Amigos de la Guardia Civil quisiéramos animar a todos nuestros lectores que si tienen ocasión no pierdan la oportunidad de visitar este importante Museo, que su principal visión es la parte humana de una institución que tienen méritos más que sobrados para ser conocida y reconocida como LA BENEMÉRITA.

El colofón a la visita es un audio que no puede dejar de escucharse en silencio y respeto porque te llega a lo más profundo del alma. Dice así:

Hola madre, ¡Cuánto me tranquiliza hablar contigo después de un día de servicio complicado! Son en estos momentos cuando más te necesito, para levantar este espíritu que tú y los que me precedieron inculcasteis en mi corazón y que a veces como humano que soy, queda un tanto afectado. Pero es entonces cuando recuerdo el porqué y para qué estoy aquí y de que pasta estamos hechos, que el significado de las palabras servicio, lealtad, disciplina y autoridad son los que me hacen ser, con sencillez y humildad Guardia Civil de corazón y benemérito en mi alma. ¡Gracias madre! Porque me hiciste valiente y por tener un regazo donde apoyarme en momentos de bajeza. ¡Gracias madre! Por ti soy Guardia Civil. ¡Madre! Gracias por ser lo más grande, mi Patria y llamarte España, velaré por ti y tu seguridad aun perdiendo lo más querido.

Finalmente quiero agradecer muy sinceramente la amabilísima bienvenida, el tiempo dedicado para esta entrevista y la visita guiada personal que D. Ángel me ha dispensado. El Círculo Ahumada – Amigos de la Guardia Civil y su diario digital Benemérita al Día esperan y desean todo el éxito de tan interesante e importante iniciativa y nos ponemos a su disposición para difundir los actos, noticias o artículos que el Museo desee publicar.

Albert Mesa Rey
Soldado Enfermero de 1ª
Director de Benemérita al Día